Egipto y sus transportes

Transportes en Egipto

Egipto es un país que jamás deja de sorprendernos. Cada una de sus atracciones, tanto las antiguas como las modernas, son un universo a descubrir. Pero el territorio es vasto y moverse de un lugar a otro requerirá algo de esfuerzo y paciencia. Es importante tener esto en cuenta, para elegir los mejores medios de transporte y así disfrutar del país del Nilo –que también se recorre en cruceros– sin derrochar tiempo ni dinero.

Los autobuses son vehículos manejados por empresas particulares, con lo cual sus recorridos varían en función de la compañía. Los hay desde muy económicos hasta sumamente lujosos. Elegir entre unos u otros es cuestión de cada quién, pero sí conviene considerar que los más cómodos y caros suelen unir únicamente las principales ciudades.

Para adentrarse en el corazón de Egipto y visitar esos lugares que son pequeñas joyas, embebidas de la cultura de su gente y de las tradiciones más arraigadas, es probable que necesitemos aventurarnos en algún transporte más económico, pero igualmente efectivo. Los billetes se consiguen en las estaciones y también en los buses al momento de abordarlos.

El tren es una opción acertada en la mayoría de los casos. Son muy cómodos para moverse entre urbes del centro del país, y los hay en la modalidad express, con aire acondicionado y cómodas butacas, y también tradicionales, no tan cómodos ni veloces pero también convenientes.

La costa del mar Rojo y la península del Sinaí no cuentan con servicio de trenes, de modo que para llegar hasta allí será necesario elegir otra opción. Autobús o avión son las más preferibles, máxime cuando al haber mucha diferencia en el nivel de precios entre Egipto y España, podremos encontrar con facilidad bastantes vuelos baratos que nos trasladen de una ciudad a otra.

Quizás por eso, la forma de llegar a ciudades de todo el territorio es por aire, aunque sin dudas que habrá que pagar un precio más elevado que si lo hacemos en autobús. Tanto los destinos turísticos arqueológicos, como Luxor y Abu Simbel, como las urbes modernas entran en la red de vuelos. También están incluidas las ciudades costeras, como Sharm el Sheikh, y los destinos del desierto. Egyptair es la compañía de bandera.

Rentar un auto, a pesar de las preferencias personales, no es lo más recomendable. El tránsito pesado y la gran distancia cultural pueden causar problemas. Es más conveniente tomar un taxi, y tomarse fuerte del asiento de enfrente porque a los egipcios en general les gusta correr. No hay que olvidar regatear el precio del viaje.

Foto Vía: Skyscrapercity

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Egipto, Turismo en Egipto



Deja tu comentario