Templos nubios, visitas interesantes

Templos Nubios

El templo de Kalabsha

Los templos nubios son una de las principales atracciones egipcias. Sus magníficas estructuras, sus decoraciones escultóricas colosales y todo el misterio y la historia que guardan entre sus muros hacen de ellos las verdaderas perlas de la región. Majestuosos entre las arenas doradas del desierto, estos monumentos son una parte imprescindible del viaje a Egipto.

Uno de los más famosos templos egipcios es sin dudas el templo de Filae, ubicado al norte del Lago Nasser. En el otro extremo, Abu Simbel es una ciudad que abunda en recintos de altas murallas y colosos faraónicos, que son visitados por multitudes innumerables cada año.

La tierra que se extiende entre estos dos sitios sagrados fue alguna vez la antigua Nubia, y los templos que alberga son los heredaron el nombre de la región. Al norte, la gran Presa de Asuán es una visita imperdible, pero también un fragmento de historia que ocasionó un sinnúmero de inconvenientes.

Apenas construida, muchos de los templos nubios debieron desmontarse parte a parte y trasladarse varios metros hacia tierra seca, porque las aguas que desbordaban habían comenzado a causar destrozos. El Templo de Kalabsha es un caso emblemático: fue reconstruido en la isla del mismo nombre, y es uno de los más apreciados.

Varios kilómetros al norte, el Templo de Dakka es también un representante nubio muy prestigioso. Su arquitectura tolemaica esconde los fragmentos de otros templos, que fueron utilizados para la construcción, en la XVIII dinastía.

Hacia el sur, el Valle de los Leones alberga dos templos nubios. Recibe este nombre gracias a las numerosas esfinges con cabeza de león que fueron situadas en los alrededores de los monumentos. Antiguamente, formaban una avenida que llevaba a la entrada del primero de los recintos.

Continuando el recorrido, el Templo de Amada es el más viejo de todos. Fueron muchos los faraones que se dedicaron a introducir cambios a este monumento, y por ello las inscripciones de sus muros relatan escenas de varios gobernantes de distintas épocas.

Cerca de allí, el Templo de Derr, erigido por Ramsés II, es uno de los más sorprendentes. Excavado en la roca, fue dedicado a tres dioses egipcios y al mismo Ramsés divinizado.

Foto Vía: TripAdvisor

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Antiguas ciudades



Comentarios (2)

  1. Lara dice:

    Hola me llamo lara creo que deverian añadir mas informacion

  2. Lara dice:

    como por ejemplo su historia y todo eso eso es lo que le interesa a la gente

Deja tu comentario