Turismo en el Lago Nasser

Lago Nasser

Isla rocosa en el Lago Nasser

Ubicado al sur del territorio egipcio, el Lago Nasser es un espejo artificial que resultó de la construcción de la Presa de Asuán, en la cuenca media del Nilo. Las obras para edificar la presa se extendieron entre 1958 y 1970, y provocó el ascenso de las aguas que obligaron a salvar a numerosos templos nubios en peligro.

Pero no fueron esas las únicas consecuencias. Proyecto polémico, ideado por el presidente Gamal Abdel Nasser, también tuvo incidencia en la población nubia, que fue trasladada a regiones seguras tras la considerable subida de las aguas. El puerto Wadi Halfa, perteneciente a Sudán, se inundó por completo y debió construirse una nueva ciudad para reemplazarlo.

Afortunadamente, los serios inconvenientes de la Presa de Asuán han sido superados, y hoy el Lago Nasser es un lugar dedicado en gran medida al turismo y a la distensión. Muchos cruceros surcan sus aguas, en un recorrido que suele incluir la visita a templos como el de Asuán y el de Abu Simbel.

Además, la fauna que rodea a esta gran superficie acuática es un espectáculo en sí misma. Patos salvajes, pelícanos, águilas, halcones y un sinnúmero de otras especies de aves sobrevuelan el lago y sus magníficas costas. Además, los pequeños mamíferos como el zorro del desierto se pasean, un tanto huidizos, pero finalmente muy sociales.

Las orillas del Lago Nasser se componen de inmensas extensiones de playas arenosas, ideales para tomar un baño en las limpias aguas que alcanzan las costas. Estas zonas llanas se combinan con paisajes muy disímiles, poblados de colinas, que ofrecen sitios de gran belleza para los amantes del trekking.

La pesca es sin dudas la actividad que mejor se da en el lago. Peces de tamaños formidables, como el famoso Vundu, convive con otras 30 especies que incluyen al siluro y a dos variantes de Tilapia.

Imprimir

Categorias: Turismo en Egipto



Deja tu comentario