Karanis, ruinas de El-Fayum

Karanis

Templo norte de Karanis

Aproximadamente 80 kilómetros al sudeste de El Cairo, Fayum es hogar de antiquísimas ruinas, entre las que destacan las ruinas de Karanis. También conocidas como Kom Aushim, estos testimonios del pasado ha sido fuente de numerosos documentos en papiro, y alberga dos templos muy bien preservados.

Por su importancia histórica y por su excelente estado de conservación, Karanis es uno de los lugares más visitados de la región, algo sin dudas favorecido por su cercanía con la capital egipcia. Su nombre significa “la ciudad del Señor”, y fue uno de los asentamientos grecorromanos más grandes de Fayum.

Fundada durante el tercer siglo antes de Cristo, fue habitada en un primer momento por los hombres retirados del ejército de Ptolomeo II Filadelfo, a quien se atribuye la fundación. Durante casi siete siglos, se desarrolló en prosperidad, hasta que comenzó a decaer entre los siglos IV y V d.C.

En la actualidad, se puede apreciar la estructura general de la ciudad, compuesta de dos avenidas principales orientadas hacia el norte, y varios cientos de viviendas agrupadas en pequeños barrios. Algunas de ellas compartían un patio y los muros divisores, mientras que otras habían sido construidas de manera independiente.

La parte sagrada de Karanis consta de dos templos, ambos dedicados a Sobek, el dios cocodrilo. En el templo norte, ninguna inscripción fue hallada, por lo cual la suposición de que fue consagrado a Sobek se basa en su semejanza con otros templos que honran a la misma deidad. Una pequeña estatua que representa a una diosa fue encontrada en el interior, lo que hace pensar que también pudo haber estado relacionado con el culto a Isis.

El segundo templo, más grande que el anterior, fue erigido sobre las ruinas de un monumento más antiguo. Frente a él, destaca la Puerta de Vespasiano, orientada hacia el norte. Pese a esto, el templo tiene orientación este. Su estilo es típico del período tolemaico, y fue construido en piedra en su totalidad. El santuario posee nichos en las paredes que fueron utilizados para albergar los cocodrilos momificados que caracterizan al culto de Sobek.

Foto Vía: Papyrology

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: El Fayum



Deja tu comentario