El templo de Beit El-Wali en Asuán

templo de Beit El-Wali

Construida sobre la margen oriental del río Nilo, Asuán es la ciudad más austral de Egipto y también uno de sus puntos de interés turístico más visitados. Hogar de numerosos monumentos, es famosa especialmente por el Obelisco inacabado, el mausoleo de Aga Khan y el templo de Knum.

Menos conocido pero no por ello menos interesante es el pequeño templo de Beit El-Wali, edificado durante el reino del emblemático Ramsés II. Fue consagrado al dios Amón-Ra y, como no podía ser de otra manera, también al faraón gobernante. Estatuas de ambas figuras fueron ubicadas en su interior, aunque en la actualidad se encuentran muy dañadas debido a los avatares sufridos durante la era cristiana temprana. Por el contrario, las pinturas que decoran la parte interna del templo gozan de excelente salud.

Ubicado unos 15 minutos al norte del templo de Kalabsha, se trata de un recinto tallado en la piedra, que fue trasladado a su actual posición para preservarlo de las inundaciones causadas por la construcción de la Gran Presa de Asuán.

Frente al edificio se extiende un área al aire libre también excavada en roca que enmarca la entrada a la sala principal o naos, que alberga las estatuas para su veneración. Los muros de este predio abierto están decoradas con esculturas que representan hechos históricos, como una batalla.

El naos, por su parte, está coronado por un techo que descansa sobre dos columnas poligonales, y sus paredes fueron tallados dos pequeños nichos que contienen tres estatuas cada uno. Junto a esta sala, se encuentra otra con muros decorados de esculturas e inscripciones jeroglíficas.

Si la visita a este fascinante monumento se extiende demasiado y llega la noche, es posible hospedarse en las cercanías. Un sitio recomendable para esto es Khortum, un pueblo ubicado frente a la isla de Darmout.

Foto Vía: EgiptoForo

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Asuan



Deja tu comentario