El mito del nacimiento de Osiris

Nut y Geb

El nacimiento de Osiris, dios de la muerte y la resurrección, uno de los principales dioses de la mitología egipcia, cuenta con variadas versiones. Algunas dicen que fue un rey egipcio que sufrió una muerte violenta, pero resucitó y fue adorado como divinidad.

Otra versión nos cuenta que la bella Nut, diosa del cielo, se enamoró perdidamente del dios de la tierra, Geb. Pero su padre Ra, el poderoso dios del sol y gobernador del mundo, no aprobaba esa unión debido a las profecias de un adivino, quien le había asegurado que el niño nacido de ese matrimonio gobernaría la humanidad. Ra no iría a permitir algo semejante, por lo que arrojó una maldición sobre Nut para prohibirle que tenga un niño con Geb en el término de un año de 360 días, ni de día ni de noche.

Desesperada, Nut le pidió ayuda a su astuto amigo Thot que tramó un plan para satisfacer a Nut sin necesidad de desobedecer al gran soberano Ra. Thot se reunió con la diosa de la luna y la retó a un juego, en el que la diosa apostó un poco de su luz, la decimoséptima parte de sus iluminaciones, y las perdió.

Es por eso que la luz de la luna es más débil en ciertos periodos, y de ese modo Thot creó cinco días más que agregó al año, que por entonces, solo tenía 360. Esos cinco días no pertenecían a ningún mes y tampoco a ningún año, lo que le permitió a Nut tener a sus hijos sin transgredir las órdenes de su padre. Así nació primero Osiris, el segundo fue Horus, el tercero Set, el cuarto Isis y por último fue Neftis.

Otra leyenda dice que Nut era la esposa de Ra, quien decretó que no pudiera tener hijos por haberle sido infiel con Get. Pero Nut era también amante de Thot, quien consiguió aumentar el año egipcio a 365 días. Osiris nació el día primero de estos cinco y luego sus cuatro hermanos.

Con el tiempo, Osiris desposó a su hermana Isis. En todas las versiones, en cuanto Osiris nació, se dice que una voz exclamó: “¡El Rey de todos ha nacido!”. Osiris se convirtió en un gran rey que colaboró mucho con su pueblo, enseñando cómo trabajar la tierra, criar animales, realizar leyes y adorar a los dioses, convirtiendo a Egipto en una grande y poderosa nación.

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Mitologia egipcia



Comentarios (1)

  1. ismael dice:

    las cosas egipcias me encantan

Deja tu comentario