La Mezquita del Sultán Hassan, en El Cairo

Mezquita del Sultán Hassan

Originalmente, la Mezquita del Sultán Hassan era una madrasa, es decir, una escuela dedicada al Islam. Sin embargo, adquirió el estatus de mezquita congregacional para los sermones de los días viernes, y desde entonces es una de las más visitadas de la ciudad.

La Mezquita del Sultán Hassan es una de las muestras más delicadas y sobresalientes de arquitectura mameluca de El Cairo. Es considerada una de las mezquitas más bellas de la ciudad, e incluso algunos la citan como parte de los mayores monumentos islámicos de todo el mundo.

Con referencias tan impresionantes, es evidente que admirar la belleza de este monumento y visitar su interior son dos tareas obligadas para todo turista en la capital egipcia. Un consejo: hacerlo por la mañana, ya que el sol ilumina el mausoleo que fue construido de tal forma que los rayos del amanecer inundan todo el recinto.

El Sultán Hassan fue, como es obvio, el fundador de esta mezquita. Fue gobernante de Egipto en dos ocasiones: en 1347, con sólo 13 años, y posteriormente en 1356. En la primera ocasión fue destronado por funcionarios cercanos, y en el segundo período resultó ser un sultán manipulado, pero a él se debe la magnífica construcción islámica que hoy nos ocupa.

Los trabajos de construcción se iniciaron el mismo año en que Hassan accedió al trono por segunda vez. Con 150 metros de largo, 35 de alto y un minarete mayor de 68 metros, es considerado una de las más grandes mezquitas a nivel mundial.

y un dato curioso… Cinco años después que las obras hubieron comenzado, uno de los minaretes colapsó y causó la muerte de más de tres mil personas. Esta tragedia fue interpretada como un mal presagio, y por ello el Sultán Hassán fue asesinado en 1361. No fue hasta dos años después de este fallecimiento que la mezquita estuvo culminada, a cargo de uno de sus funcionarios, Bashir Al Gamdar.

Foto Vía: Travel adventures

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: El Cairo



Deja tu comentario