La triada de Tebas

Triada tebana

En la mitología egipcia, muchos dioses forman grupos de tres deidades, conocidos como tríadas. Estas tríadas eran siempre identificadas con una gran ciudad, que les rendía culto y erigía templos para el conjunto de dioses y para cada uno de ellos en particular. Los habitantes del lugar los consideraban sus protectores, y a ellos pedían y agradecían, los respetaban y les temían.

La más famosa de las tríadas egipcias es seguramente la Tríada de Tebas, o Tríada Tebana. Estaba compuesta por Amón, Mut y Jonsu.

Los egipcios llamaban a la primera deidad con el nombre de Imen, pero los griegos lo cambiaron a Amón y así es como lo conocemos hoy. Se lo representaba en estatuas y pinturas como un ser humano con una corona formada por dos plumas verticales de gran tamaño.

Su nombre puede encontrarse en los más diversos sitios, desde inscripciones en muros hasta pequeñas piezas rituales. También se lo menciona en los textos de las pirámides, aunque sin darle demasiada importancia.

En la antigüedad, no era una deidad destacada. Surgió como el dios de un santuario de pequeñas proporciones, ubicado en el nomo IV del Alto Egipto. Con el tiempo, ganó gran presencia, sobre todo a partir de la transformación de su santuario en un templo dinástico, y su asimilación con Ra. Uno de los más famosos faraones egipcios lo eligió como parte de su nombre: Tut-ank-amón.

Mut era la figura femenina de la Tríada de Tebas. Se la representaba como una dama con corona doble, generalmente con un cetro de papiro en una de sus manos, y acompañada del dibujo de un anj.

Se la consideraba la diosa buitre, y la madre de todo el universo. Fue erigida en consorte de Amón, en reemplazo de Amonet. A partir de entonces, se hizo que adoptara a Montu y a Jonsu, pese a que ya había dioses que eran tenidos como hijos suyos.

Jonsu, por su parte, era una criatura de cuerpo humano y cabeza de halcón, coronado por un cuarto creciente y un disco lunar, ya que era el dios de la luna. Se lo representaba generalmente con un cetro.

Foto Vía: Egyptian Myths

Imprimir

Categorias: Mitologia egipcia



Deja tu comentario