Leyendas egipcias: Isis y los 7 escorpiones

Isis

La leyenda de Isis y los 7 Escorpiones apareció escrita en la Estela Metternich, una tabla encontrada en Alejandría en el año 1828 y que se encuentra actualmente en el Museo Metropolitano de Nueva York.

Cuenta la leyenda egipcia que…

.. la veneración de los egipcios por Osiris había devenido en la envidia de su hermano Seth. Casado con Isis, diosa gobernanta de Egipto, Osiris engendró un hijo a quien puso por nombre Horus, sin embargo, el odio irracional de Seth acabaría por destrozas la felicidad de la familia divina. Pronto comenzó a urdir planes para separarlos, y aún cuando Isis y su hijo Horus se escondieron, acabaron por ser capturados y encerrados por Seth.

Sin embargo, quiso la justicia divina de Toth que las cosas no sucedieran así, y al caer la tarde, ayudó a isis a escapar con su hijo. Para socorrerlos en su huida, envió junto a ellos a siete escorpiones que se convirtieron así en sus guardianes.

Tras una larga diáspora por tierras egipcias, Isis llegó hasta Per-Sui. Allí pidió ayuda en casa de una rica mujer de nombre Usert. Más ésta, viendo los siete escorpiones, le denegó la ayuda y el cobijo. Siguieron así en su huida hasta que dieron, en las marismas del Nilo, con la casa de una mujer pobre que les dio toda la ayuda necesaria que poco antes Usert les había negado.

Ya en su hogar, los escorpiones, enfadados por el comportamiento de la primera mujer, decidieron escarmentar a Usert, y así, le enviaron todo su veneno a su casa, quedando así inoculado su hijo, quien enfermó gravemente. La mujer, desesperada pidió ayuda para su hijo, pero todos la rehuyeron, y sólo Isis, viéndola aterrorizada, se la prestó.

Isis ordenó al veneno que saliera del cuerpo del hijo de Usert, y de ese modo el niño se salvó.

La rica mujer, avergonzada, al ver que a quien poco antes le había denegado la ayuda, ahora le salvaba la vida a su hijo, pidió perdón suplicante, y en contraprestación dio toda su fortuna a isis y a la mujer pobre que había cobijado a la diosa.

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Leyendas egipcias, Mitologia egipcia



Comentarios (1)

  1. roxana dice:

    bacan la historia pero si saben mas poofa cuelgenla para leerla

Deja tu comentario