La columnata de entrada de la Pirámide de Zóser

Piramide de Zoser

La pirámide de Zóser o pirámide escalonada se encuentra en Saqquara y fue construida en honor a Horus y es la más destacable del Antiguo Egipto. El acceso único al complejo y a las partes adyacentes se tardó unos diez años en reconstruir en diversas etapas; su eje no conserva la forma original, sino  que aparece con una leve inclinación hacia el sudeste y sus paredes exteriores ligeramente inclinadas.

Se piensa que la columnata de entrada cumplía las funciones de “palacio estatua”, lugar donde se encontraba la estatua del gobernante en un principio. Erigida durante la vida del rey, representaba al faraón difunto con la apariencia de una especie de babuino.

El arreglo estructural de la sala refleja una concepción simbólica del tribunal de justicia. Las cámaras laterales que se encuentran entre las columnas serían reservadas para  el gobernante. Actualmente la sección de entrada consta de un techo de piedra caliza y que parece que estuviese decorado con troncos enteros, decoración que se repite por todo el complejo.

Piramide de Zoser

Después se abre paso hacia el interior del complejo, que consiste en un largo pasillo con veinte pares de columnas de piedra caliza. El corredor se divide en dos partes desiguales, entre el duodécimo y decimotercero para de columnas; hoy en día el techo de la columnata ha ido agregado y es algo mayor que el original, lo que permite la entrada de más luz al edificio.

Las columnas se componen de segmentos en forma de tambor y alcanzan una altura de casi seis metros y se encuentran vinculadas con las paredes laterales. La forma de las mismas se basa en un haz de tallos, queriendo imitar  las hojas de palma; en su origen se piensa que estaban pintadas de verde.

En ambos lados y entre las columnas se encuentran 24 cámaras pequeñas, que simbolizaban a las provincias del Alto y Bajo Egipto, pero sin decoraciones ni esculturas, que representaran los principales dioses u otros motivos relacionados con las mencionadas provincias.

En el extremo oeste de la columnata se encontraba el “vestíbulo de los transversales”, una cámara algo más ancha que el corredor y decorada con cuatro columnas similares, que todavía muestran los rastros de pintura roja queriendo imitar la madera, pero no mostraba ninguna función real.

Foto 1 Vía: voyagesphotosmanu
Foto 2 Vía: touregypt

Imprimir

Categorias: Arte egipcio, Sakkara



Deja tu comentario