El Bosque Petrificado y la reserva de Al-Ahrash

Al Ahrash

El Bosque Petrificado forma parte de la reserva natural de Al-Ahrash (que en árabe significa “el bosque”), se encuentra en la región nordeste de Egipto bordeando la franja de Gaza y representa una de las  área protegidas más bellas y atractivas porque es un sitio que parece haber salido por arte de magia al encontrarse rodeado de enormes dunas que se elevan hasta 60 metros sobre el nivel del mar.

La zona es de tan sólo seis kilómetros cuadrados pero está cubierta de vida, los árboles y las plantas consiguieron ganar terreno a la estéril arena y lograron convertir esta parte de tierra en un santuario digno de admiración.

Lo llamativo de este sitio es que resulta inexplicable como tanta vida y verdor pueden coexistir con la sequedad del desierto, pero la respuesta está en que a pesar de encontrarse rodeado de imponentes dunas la flora densa del lugar ayuda a conservar el agua subterránea y sus cualidades naturales, por su parte la arena aporta minerales beneficiosos para el crecimiento y desarrollo de la vegetación.

Al-Ahrash es abundante en vida silvestre, en ella habitan aves como gorriones, currucas, cuervos y palomas durante todo el año, mientras que las codornices visitan la región en otoño, y  los  halcones, milanos, y águilas lo hacen en primavera. También es posible divisar lagartos y otros reptiles, así como algunos pequeños mamíferos del desierto.

La reserva natural de Al-Ahrash también es muy rica en árboles enormes, arbustos y variedad de plantas, ha sido declarada como zona protegida con el fin de conservar este medio ambiente único e importante para la región por su riqueza en fauna y flora; además de ello se ha convertido en una interesante atracción turística debido a sus recursos naturales.

Lamentablemente, si bien la región es una zona protegida no se encuentra totalmente a salvo de las amenazas ecológicas, la basura  arrojada por el ser humano y la constante circulación de vehículos dentro de sus fronteras alteran la delicada armonía de la reserva. Por otra parte el turismo no regulado, la agricultura y el pastoreo de los animales y la falta de conciencia ambiental también afectan negativamente su ecosistema.

Imagen: Traveline1

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Turismo en Egipto



Deja tu comentario