El Nemes, tocado real del Antiguo Egipto

Nemes

Una de las imágenes más típicas que se nos viene a la mente cuando hablamos del Antiguo Egipto y de sus faraones, es la que encabeza este artículo pero, ¿qué significa esa especie de tocado, en realidad?

Pues bien, dicho “tocado” recibe el nombre de Nemes y, por lo general, estaba realizado en tela; era utilizado con asiduidad por los faraones como sustitutivo de las pesadas y enormes coronas ya que, al contrario que estas, tenía mucha más ligereza y, por lo tanto, les resultaba mucho más cómodo de llevar.

Cubría por completo la cabeza, y caía de manera vertical por detrás de las orejas siendo de este modo atado con un nudo a modo de trenza a la altura de la nuca.

Según los textos que han llegado hasta nosotros, por lo general eran de color blanco decorado con bandas azules, aunque se cree que también algunos podrían haber estado hechos en azul lapislázuli y en oro, como se puede contemplar en algunos frescos, esculturas y en diversas máscaras funerarias.

Además de todo esto, era fijado a la cabeza mediante una diadema adornada en la frente con la figura de una cobra y de un buitre; este último era el llamado “Uraeus”, protector de los faraones: tal era así, que estos eran los únicos que podían llevarlo por ser el verdadero atributo de la realeza.

Otro de los motivos por los que el Nemes era usado por los faraones mientras estaban vivos es porque se creía que los identificaba con la divinidad, pero también este atuendo era utilizado una vez que les llegaba la muerte puesto que algunos han sido hallados en sus tumbas. Como curiosidad, algunas de estas tumbas pertenecían a gente noble (aunque no de la clase dirigente) que lo portarían con la creencia de que les iba a servir de amuleto en el Mas Allá.

Foto Vía: Ejemplos10

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Historia de Egipto



Deja tu comentario