Viaje a Asuán, guía de turismo

Asuan

Asuán o Aswan, como queráis llamarla, es de las grandes ciudades la que está situada más al sur de Egipto. A unos mil kilómetros de distancia de El Cairo y a 250 de Luxor, la encontramos a la altura de la primera catarata del Nilo. Tal vez no sea turísticamente hablando tan interesante como Luxor, pero en ella disfrutaremos de algunos enclaves más que interesantes.

Cuenta con casi 220.000 habitantes (la tercera ciudad más grande del país) y es conocida especialmente por la Presa de Asuán. Es precisamente su ubicación junto al Nilo, y los pequeños islotes que se forman con él, lo que la hacen tan pintoresca y atractiva. Precisamente esta belleza tan exótica es la que atrae a miles de turistas y, antes que a ellos, a artistas y bohemios.

Monumentos antiguos, la silueta del Nilo, excursiones, cruceros en las tradicionales falucas, palmeras, pequeñas islas, Asuán, considerada durante muchos siglos como la puerta de entrada al resto de África, es una visita que en ningún momento os mantendrá aburridos.

VISITAS

– Presa de Asuán

Construida en 1964 (dicen los expertos que para evitar las crecidas del Nilo y generar electricidad) tiene una longitud de más de cinco kilómetros. Lo curioso es que lo que destaca de ella es su aspecto enorme, porque lo que se consiguió fue casi destruir todo un ecosistema que vivía a orillas del Nilo. Se organizan visitas guiadas, y desde la presa puede verse el Templo de Kalabsha.

– Museo de Nubia

Inaugurado en 1997, contiene una importante colección con más de tres mil piezas pertenecientes a los nubios, desde su prehistoria hasta la época islámica. El edificio en el que se encuentra se comenzó a construir en 1986, consta de tres pisos y una zona en la que la colección se sitúa al aire libre. Es sin duda de los más importantes de Egipto en su estilo, y abre todos los días.

– Tumbas de los Nobles

Situadas al otro lado del Nilo (hay que tomar un ferry para llegar a ellas) fueron construidas durante el imperio antiguo y medio para la morada eterna de los nobles de la ciudad. Unos escalones de arena nos llevan desde el Nilo hasta la colina donde están las tumbas. Algunas conservan aún buenos dibujos en sus paredes, y disponen de un patio anterior, una sala de columnas, un estrecho corredor y otra sala con jeroglíficos.

– Obelisco Inacabado

Situado al norte de la ciudad, es una de las piezas arqueológicas inacabadas en la cantera de Asuán, de la que salía la piedra con la que se realizaban la mayoría de grandes monumentos en Egipto. Tiene 42 metros de altura y una historia de tres mil años, y pesa más de 1.200 toneladas. Se pueden hacer diferentes rutas por la cantera de Asuán, que dispone de un museo al aire libre para conocer cómo trabajaban la piedra los egipcios de la época.

– Mausoleo de Aga Khan

Situado a orillas del Nilo, en lo alto de una colina, se trata de la tumba del Sultán Mahommed Shah Aga Khan III, y en el que también está enterrada su esposa Umm Habibba, quien murió en el año 2000. El mausoleo comenzó a contruirse a mediados del siglo XX en mármol de Carrara, y se puede llegar fácilmente a él a través de un pequeño crucero en faluca, algo muy tradicional en esta zona del Nilo.

– Monasterio de San Simón

Hasta el monasterio, situado en una ladera, se puede subir a pie o en camello. Las ruinas que podemos ver hoy pertenecen al siglo VII y las reconstrucciones del X. Un monasterio en el que vivían los monjes que convirtieron al cristianismo a los nubios de los alrededores. Se puede visitar la basílica y sus frescos de los apóstoles, las habitaciones de los monjes, la prensa de las olivas, el molino y varios hornos. El recorrido puede llevarnos casi todo un día.

Templo de Isis

– Zoco de Asuán

No es tan grande ni tan espectacular como el de El Cairo, pero tal vez más encantador, ameno y tranquilo, especialmente los días entre semana. Como es de esperar, para comprar hay que regatear con los vendedores, y allí tenéis la posibilidad de comprar todo tipo de artesanía, joyas, especias, azafrán, etc… Los fines de semana es un hervidero de gente, por lo que se hace más complicado de visitar.

EXCURSIONES DESDE ASUÁN

Imprescindible el paseo por el Nilo en Faluca, especialmente si queremos visitar el Templo de Isis en la Isla de Filé. Desde Asuán hay varios cruceros, con guía incluido, que os llevan hasta él. Con la faluca también se pueden visitar algunos poblados nubios situados a orillas del Nilo. En la Isla Elefantina también se pueden ver varios monumentos de interés. Una excursión más larga, pero también imprescindible, sería al Templo de Abu Simbel, a 250 kilómetros de Asuán.

CLIMA

El clima de Asuán se caracteriza por ser muy cálido, tanto es así que siempre se recomienda llevar agua en cualquier visita o excursión y cubrirse la cabeza en las horas más duras de sol. Sin ir más lejos, a Asuán se la considera la ciudad más cálida de Egipto. En invierno las temperaturas son suaves, casi nada de frío, mientras que la lluvia apenas aparece. Por tanto, primavera y otoño son las mejores épocas para visitar la ciudad. Evitar en lo posible venir en verano.

COMPRAS

La mejor zona para ir de compras por Asuán es recorrer las calles del zoco, donde encontraréis desde las típicas especias y artículos de artesanía, hasta productos electrónicos y más modernos. Asimismo hay muchos souvenirs típicos egipcios, como los papiros, los gorros, los bordados, etc… En el zoco hay que regatear, por lo que nunca aceptéis el primer precio que os piden. Tampoco seais muy descorteses regateando demasiado, algo que no está bien visto.

GASTRONOMÍA

Hay algunos platos típicos que debemos probar en Asuán, como por ejemplos los mezzes (diferentes tipos de salsas para mojar con el pan), el hummus (puré de garbanzos con aceite y pasta de sésamo), hojas de parra rellenas, la carne a la plancha, el cordero relleno, etc… Para beber y acompañar las comidas hay varios vinos egipcios de gran calidad, y de postre alguna fruta, como los albaricoques o los dátiles, y un té a la menta.

VIDA NOCTURNA

La noche en Asuán puede comenzar visitando el Mercado de las Especias, iluminado para la ocasión y en la que veréis a muchos turistas haciendo sus compras. En los alrededores hay restaurantes para cenar y probar la gastronomía local. No es Asuán una ciudad en la que haya una gran vida nocturna, por lo que casi todo el mundo prefiere reservar una cena en un crucero por el Nilo y disfrutar de la velada. En el centro hay teterías para tomar algo.

TRANSPORTES

Es fácil recorrer a pie la ciudad, especialmente por el centro y el zoco, de ahí que no necesitemos ningún transporte público. Para trayectos más largos encontraréis taxis e incluso carruajes tirados por caballos. Para ir de una isla a otra y visitar los monumentos se pueden contratar lanchas, veleros (falucas) o cruceros más organizados. Nada recomendable alquilar un coche, los egipcios conducen según sus propias leyes.

CÓMO LLEGAR A ASUÁN

La mejor manera de llegar es a través de su Aeropuerto de Daraw, y desde allí tomar un autobús o un taxi (el trayecto desde al aeropuerto hasta Asuán es de 30 minutos). Si llegáis en avión hasta Luxor, desde aquí se puede ir en barco hasta Asuán, en un viaje más pintoresco. Desde otras ciudades egipcias también se puede llegar a Asuán en autobús, aunque no es lo más recomendable por la duración del viaje.

ALOJAMIENTO

En Asuán encontraremos hoteles de todo tipo, desde los más modernos y exclusivos hasta los de nivel medio, y otros mucho más económicos. Si queréis reservar habitación en la ciudad os sugiero el enlace: Hoteles en Asuán.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Foto 1 Vía 2travel2egypt
Foto 2 Vía Visit Luxor and Aswan

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Asuan



Deja tu comentario