La barca funeraria de Keops

Barca de Keops

Nos situamos a las afueras de El Cairo, junto a la majestuosa e imperturbable pirámide de Keops, la más antigua de las siete maravillas del mundo. Allí, en 1954, el joven arqueólogo egipcio Kamal al-Mallakh fue relegado y obligado a cumplir una serie de tareas, que si bien en un principio parecían tediosas, terminaron por forzar el descubrimiento fortuito de uno de los elementos del antiguo Egipto más importantes de aquella época.

El joven egipcio era el encargado de eliminar un cúmulo de detritos que se habían situado en la parte más meridional de la pirámide. Inmerso en esta pesada y aburrida tarea, lo cierto es que en un momento dado comenzó a notar que el terreno se endurecía; y es que ante sus ojos comenzaron a aparecer enormes bloques de piedra caliza, 40 para ser exactos, que sin duda alguna encerraban algún tipo de tesoro en su interior.

Una vez consiguieron acceder a su interior, se dieron cuenta de que esa gran cárcel de piedra caliza escondía un enorme pozo de más de 30 metros de profundidad que había sido excavado en un banco de roca natural. Y tras esos bloques, pudieron admirar una magnífica barca de madera que se presentaba parcialmente desmontada, debido aparentemente a su tamaño, pues su longitud era aproximadamente 10 metros mayor que la anchura del pozo.

Cabe destacar que por aquel entonces ya no era raro descubrir este tipo de embarcaciones; y es que estas eran usadas en rituales funerarios para que el muerto pudiera hacer el último recorrido de su vida. Sin embargo, esta barca además tenía señales de haber sido utilizada. No se sabe si durante su vida o para transportar el cuerpo de Keops, pero no había duda de que esa enorme embarcación había cruzado hace mucho tiempo el Nilo.

Además, su estado de conservación (debido principalmente a ese pozo oculto) era excepcional. Hasta ella no habían llegado ni los saqueos ni las destrucciones propias del contacto de la madera con los elementos externos. Por tanto, se podría decir que habían descubierto uno de los testimonios más antiguos e importantes de la técnica de ingeniería naval propia de los antiguos egipcios.

A pesar de su excelente estado de conservación, lo cierto es que a partir de ese momento se iniciaron una serie de trabajaos de restauración y reconstrucción. A partir de 1982 la barca fue expuesta en un museo con forma de embarcación que se puede visitar junto a la pirámide de Keops.

Más información sobre las barcas funerarias:

– Información práctica para viajar a El Cairo

Foto vía: arte.observatorio.info

Imprimir

Etiquetas: , ,

Categorias: El Cairo, Turismo por El Cairo



Deja tu comentario