La antigua ciudad de Ajmín

akhmim

Ajmín fue la capital del nomo IX del Alto Egipto. Se trata de un lugar que ha recibido influencias de muchísimos grupos; y es que durante periodos intermitentes, Ajmín fue conocida como Panópolis (nombre helénico), Ipu (antiguos egipcios) o Shmin (coptos). Todos estos dejaron huellas que, de no haber sido borradas por el tiempo y el hombre, habrían dado forma a una ciudad con una importante variedad arquitectónica y cultural.

Su nombre actual, Ajmín, viene de Min, el dios de la fertilidad y el patrono de la ciudad, relacionado este con Pan por los griegos, el semidiós de los pastores y rebaños en la mitología griega.

Como Ipu, este lugar floreció como una gran ciudad, una de las más importantes del Alto Egipto. Así, contaba con grandes templos como el dedicado al dios Min y a Repyt.

Del periodo grecorromano poco queda en la actualidad, pues los templos que se levantaron durante estos días terminaron destruyéndose para construir otras edificaciones durante otras etapas de la ciudad. No obstante, hay que destacar que durante el periodo griego, Panópolis destacó por ser la ciudad en la que se celebraban los juegos gímnicos. Además, aunque no lo encontremos hoy, se levantó un gran templo dedicado a Perseo.

La época copta corresponde a los siglos IV y V. Durante esta etapa, la entonces conocida como Shmin, se convertiría en sede de obispos, construyendo templos como el Monasterio Blanco de Ajmín o Monasterio de San Shenoute, el cual fue realizado gracias a las piedras que decoraban parte de los antiguos templos egipcios de la zona.

Podemos encontrar restos de un templo levantado por Ramsés II, aunque actualmente se encuentran en excavación. Además, también hay un interesante museo al aire libre, en el que destaca una estatua de Meritamón (esposa de Ramsés II), fragmentos de una gran estatua de Ramsés II y otras curiosidades.

Quizá una de la parte más interesante de Ajmín la encontremos en sus cementerios. Por un lado tenemos la gran necrópolis de Hawawish, en la parte oriental del Nilo. En esta parte estaba ubicado el cementerio metropolitano y cuenta con unas 884 tumbas. Entre ellas encontramos por lo menos 60 con una decoración realmente bien conservada.  En ellos se encuentran visires, sacerdotes y gobernantes.

Finalmente encontramos las tumbas de Hagarsa, ubicadas en la ribera occidental del Nilo. Estas tumbas son bastante más pequeñas en tamaño que las encontradas en la parte oriental. Aun así, su visita también aportará muchísima información sobre la época  en la que Ajmin fue capital del nomo IX del Alto Egipto.

Otros enlaces de interés:

Foto vía:  shoveling_ferret

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Antiguas ciudades



Deja tu comentario