La lámpara de Dendera en el templo de Hator

1280px-Dendera_light_001

Los muros del templo de Hator en Dendera, han sido desde su descubrimiento motivo de teorías y especulaciones varias; y es que al parecer, cuentan con unas características poco comunes que hacen lanzar hipótesis de todo tipo ¿Qué elemento puede generar este tipo de polémicas? Las conocidas como lámparas de Dendera, o lo que es lo mismo, una serie de relieves de piedra esculpidos en los muros del templo que son interpretados por muchos como la evidencia absoluta de que en el Antiguo Egipto se usaban tecnología eléctrica rudimentaria.

El templo, iniciado por Nectanebo I en el siglo IV a,C y terminado ya en la época romana, cuenta con una serie de bajorrelieves en varias partes del complejo. Estos bajorrelieves son llamativos al contener lo que los egiptólogos identifican como una serpiente surgiendo de una flor de loto, un símbolo de carácter mitológico. No obstante, algunas personalidades como el ufólogo Erich Von Däniken, aseguran que esta imagen no haría alusión a una imagen mitológica, más bien se comparara con objetos más modernos como puedan ser los tubos de Crookes, las lámparas de arco eléctrico y los tubos de Geissler. Para Dánkien es algo bastante evidente, más aun teniendo en cuenta que uno de esos bajorrelieves se encuentra en una cripta secreta.

Una de las bases de esta teoría asegura que esta lámpara sería la razón por la que no se encuentra depósitos negros de humo en muchas de las tumbas que se han descubierto hasta el momento. Así, equiparan esta luz de Dendera a la mítica “Batería de Baddad”, unos jarrones fabricados durante el periodo parto en el año 226 que muchos creen que funcionaba como pila eléctrica.

Sin embargo, esta teoría cuenta con muchísimos detractores que aseguran que si se hubiera generado un invento tan puntero para aquellos días, habría una clara referencia del mismo en la ya existente Biblioteca de Alejandría, una biblioteca con un sinfín de ejemplares a la que acudían los mejores pensadores de todo el mundo helénico.

Parece que como en muchas ocasiones, los antiguos egipcios siguen siendo un gran misterio para las civilizaciones actuales. A falta de más pruebas siempre existirán los que piensen que no podían avanzar más que el hombre actual y los que aseguran que esta civilización fue mucho más de lo que podemos imaginar.

Otros enlaces de interés:

Foto vía: Liftarn

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Dendera



Deja tu comentario