La Gran Esfinge de Giza

esfinge giza

En la ribera occidental del río Nilo, veinte kilómetros al sudoeste de El Cairo, se erige majestuosa la estatua con cuerpo de león, cuya cabeza se estima que representa al faraón Kefrén. La Esfinge de Giza es una visita obligada en Egipto, símbolo de la cultura que la concibió, y portadora de toda su mística.

Se supone que puede haber sido construida durante la cuarta dinastía, en el siglo XXVI a.C. Aunque hoy resulta difícil imaginar la concreción de un proyecto semejante, la esfinge fue esculpida en un montículo natural de roca caliza, en la meseta de Giza. Mide veinte metros de alto, y en la antigüedad había sido pintada con colores vivos: rojo, azul y amarillo.

Junto a la estatua, se emplaza un templo que data del Imperio Antiguo, y frente a ella uno perteneciente al Imperio nuevo, ambos ofrendas a la esfinge y comunicados con la pirámide de Kefrén mediante una avenida procesional.

Durante siglos, los vientos del desierto cubrieron el cuerpo de la esfinge con arena que la protegió de la erosión. Entre los años 1816 y 1818, Giovanni Battista Caviglia se encargó de desenterrar la esfinge y los templos que la rodean.

Debido a los ataques de los mamelucos, hoy en día la esfinge no posee nariz ni barbilla. Esta última se encuentra en el Museo Británico de Londres.

En el siglo XX se llevaron a cabo trabajos de restauración y consolidación del revestimiento. Los resultados de una primera intervención en 1925 no fueron satisfactorios, por lo que debieron reiterarse en 1980 y 1992. Actualmente persiste el intento de restaurar las huellas dejadas por la erosión de la piedra caliza, que se descompone fácilmente con la humedad del ambiente.

esfinge restauración 2007

La Esfinge en restauración, en 2007

Parte de las precauciones que se han tomado respecto de la esfinge incluye un vallado que impide el acercamiento. Sólo investigadores con un permiso especial y quienes trabajan en su restauración pueden llegar a ella. Sin embargo, la imponente figura con cuerpo de león conmueve con su magnificencia, y dejarse atrapar bajo su hechizo es una experiencia única.

Imprimir

Categorias: Curiosidades de Egipto, Egipto, El Cairo, Historia de Egipto, Turismo en Egipto, Turismo por El Cairo



Deja tu comentario