El templo de Luxor: su dimensión física

Las construcciones que los egipcios dedicaban a sus dioses nos dan una idea de la importancia que éstos tenían en sus vidas. El templo de Luxor es un ejemplo sobresaliente, del que se ocuparon sucesivamente varios faraones. El resultado: un monumento soberbio que refleja la adoración de los egipcios por sus divinidades, pero también el poder y magnificencia del antiguo imperio.

Templo de Luxor, Egipto

Dos grandes constructores como fueron Amenhotep III y Ramsés II fueron los principales encargados de la construcción del templo dedicado a Amón: durante el gobierno de Amenhotep III se edificó la parte interior, y el recinto exterior fue construido bajo el mandato de Ramsés II. Pero no fueron ellos los únicos que dejaron su huella en el gran templo. Tut-anj-amon, Horemheb y hasta el mismo Alejandro Magno movilizaron a sus trabajadores en pos de su inmortalización.

Templo de luxor de noche, Egipto

El templo sigue con bastante fidelidad el modelo de las construcciones clásicas: consta de un gran patio central, una sala hipóstila, un vestíbulo y un santuario. La entrada del templo fue decorada con un poema de Pentaur, en alusión al valor del faraón en la batalla. Dos obeliscos se erigieron al frente: uno de ellos, de 25 metros de alto, permanece allí, mientras que el otro fue trasladado a la Plaza de la Concordia en París, en 1836, en calidad de obsequio de Mohamed Alí. En la entrada es también donde se encuentran las estatuas sedentes de Ramsés II, de un porte inimaginable, decoradas con imágenes de prisioneros en representación de los nueve pueblos conquistados por Egipto. Están hechas de granito gris, y miden más de 15 metros y medio de altura.

El patio está compuesto por 74 columnas en las que puede contemplarse al faraón con distintas divinidades. En el centro, un santuario está formado por tres capillas, dedicadas a Amón, Mut y Jonsu, decoradas por Ramsés II. Servían como almacén de las barcas sagradas.

Información práctica

  • Entrada: 35 libras egipcias
  • Duración de la visita: 1 hora.

Imprimir

Categorias: Egipto, Luxor, Turismo en Egipto, Turismo por Luxor



Deja tu comentario