El templo de Ramsés II, un faraón elevado a Dios

También conocido como el Templo de Riamsese-Meryamun, el Templo de Ramsés II es el mayor del conjunto de dos monumentos que constituyen el complejo de Abu Simbel, y realza en sumo grado el esplendor del reinado del faraón, quien lo construyó con tal propósito en el siglo XIII a.C. Su fachada, una de las más famosas por ser lugar de emplazamiento de las estatuas sedentes de más de 20 metros talladas en la piedra, es también un mapa simbólico en el cual se puede descifrar la imagen que Ramsés II mostraba al pueblo de Egipto y a sus enemigos mediante la construcción de esta obra colosal de arquitectura, arte y culto egipcios.

Ramsés II, fachada templo de Abu Simbel

Un enorme pórtico conduce a un atrio y una terraza, en donde se erige la fachada, excavada en la roca, de 35 metros de ancho y 30 de alto. Dominan la vista las cuatro estatuas que representan al faraón en posición sedente. En la base de los dos colosos ubicados en el centro fueron representadas las divinidades del Nilo ligando las plantas del Alto y el Bajo Egipto, simbolizando así la unificación de las Dos Tierras.

En la entrada fueron fabricados un nicho y un grupo escultórico compuesto por el dios Ra, en cuya pierna derecha hay un jeroglífico con la forma de la cabeza y el cuello de un animal que se lee User, y a su izquierda la diosa Maat. Los tres, User, Maat y Ra, forman la escritura criptográfica del prenombre de Ramsés II: Usermaatra.

A ambos lados se realizaron bajorrelieves que representan al faraón: a la izquierda se encuentra vuelto hacia el nicho, y a la derecha en posición de adoración.

En el lado oriental de la fachada, tres estelas: una de ellas personifica a Ramsés II adorando a Amón, a Harmajis y a Horus, las otras dos llevan inscripciones que reproducen el discurso de celebración de un funcionario a Amón-Ra y una descripción de las circunstancias en las que se celebró el matrimonio real con la princesa hitita. La capilla meridional fue excavada en la roca en este lado del templo, y está consagrada a Thot.

En la zona occidental se encuentra la capilla septentrional, dedicada al culto solar. Se trata de un recinto a cielo abierto con dos pedestales. En ellos se encontraban las imágenes religiosas que hoy se exhiben en el Museo de El Cairo y una barca solar con un sacrificio del faraón a Ra-Horajti.

Información práctica

  • Entrada: 50 libras egipcias, acceso a los dos templos del complejo de Abu Simbel.

Foto: quientienedudas.com

Imprimir

Categorias: Abu Simbel, Asuan, Egipto, Turismo en Egipto




Deja tu comentario