El templo de Hathor, Abu Simbel

Dedicado a Hathor –diosa del amor y la belleza– y a la reina Nefertari –cuyo nombre significa “la más bella entre las bellas”–, el templo de Hathor –o pequeño templo– conforma junto al Templo de Ramsés II el complejo de Abu Simbel, en Asuán. Consagrado a la esposa favorita del faraón, constituye además una muestra de la admirable arquitectura egipcia y una visita sorprendente a las entrañas de la cultura del Antiguo Egipto.

Decoración templo de Hathor, Abu Simbel

El templo menor está situado al norte del mayor, y cuenta con la particularidad de poseer seis estatuas que representan a Ramsés II y a Nefertari, todas ellas de igual tamaño. Esta característica es poco usual en las construcciones de origen egipcio, en las que el faraón siempre era ensalzado muy por encima de la reina.

Estos colosos, de 10 metros de altura cada uno, excavados en la roca, están ubicados en dos grupos de tres estatuas, a los lados de la puerta de entrada. Las cuatro ubicadas en los extremos representan a Ramsés II, con la corona del Alto Egipto y barba postiza, y las dos centrales a Nefertari, investida con los atributos de Hathor –el disco solar entre dos plumas y cuernos de vaca–. Los seis fueron caracterizados en posición de marcha, con la pierna derecha adelantada. Entre sus piernas hay esculturas de menor tamaño, de los príncipes en las imágenes del rey y de las princesas en las de la reina. En la puerta de entrada fueron tallados el nombre del faraón y escenas de ofrendas a Isis.

El diseño del templo es una versión a menor escala del Gran Templo, dedicado al faraón. La sala hipóstila posee seis columnas hatóricas, es decir, con capiteles decorados con la cabeza de Hathor. Sobre ella se leen las historias del rey y la reina, y fórmulas de adoración a Mut, Isis, Satis, Hathor, Anukis y Urethekau, todas ellas divinidades femeninas.

Desde la sala hipóstila se accede al vestíbulo –o Pronaos–, que es seguido por el santuario –Naos–, que cuenta con una imagen de la diosa Hathor tallada en la roca, entre dos pilares osiríacos, y varias escenas de ofrendas.

El espectáculo nocturno del templo de Nefertari es considerado el mejor de todo Egipto.

Información práctica

Entrada: 50 libras egipcias, acceso a los templos de Ramsés II y de Nefertari.

Foto: grisel.net

Imprimir

Categorias: Abu Simbel, Asuan, Egipto




Deja tu comentario