El conjunto de templos de Filae

A once kilómetros de Asuán, en la mayor de tres islas de rocas graníticas, se erigió un colosal complejo en honor de la diosa Isis. Se trata de uno de los tres edificios religiosos de la época ptolemaica que mejor se conservan en la actualidad. Hoy se lo conoce como la “perla de Egipto”.

Templo de Isis, Filé

Isis fue una de las principales diosas de la religión egipcia. El monumental conjunto de edificaciones que se le dedicó comenzó a construirse en el siglo IV a.C., bajo el gobierno del faraón Nectanebo I, y fue el último bastión de la religión y de la escritura jeroglífica egipcia.

Desde el inicio de las obras de edificación, los sucesivos soberanos añadieron monumentos y decoraciones al complejo: faraones egipcios, emperadores romanos y gobernantes griegos quisieron dejar su marca en honor a la diosa. Como resultado, el conjunto exhibe una fantástica mezcla de los más diversos estilos artísticos y arquitectónicos. Combina elementos propios del arte egipcio de períodos tardíos con las innovaciones aportadas por griegos y romanos.

El templo principal, consagrado a Isis, alberga una joya de la cultura egipcia más reciente. Se trata de las inscripciones más modernas que se conservan en demótico –datadas en el 452 d.C.– y en jeroglífico, pertenecientes a Maximino Daia y fechadas en el 394 d.C.

Debido a la construcción de la primera presa de Asuán, el grupo de edificios pasaba extensos períodos totalmente anegado. La proyección de la segunda presa agravó la situación, ya que amenazaba con sumergir la isla y sus edificaciones completamente bajo las aguas. Por tanto, entre 1972 y 1980, los templos fueron desmontados bloque a bloque y reconstruidos –al igual que ocurrió con los monumentos de Abu Simbel–, recreando la topografía original de la isla de Filé.

Con el patrocinio de la UNESCO, que nombró al complejo Patrimonio de la Humanidad, fue reubicado en el islote de Agilkia, a poca distancia de allí. En marzo de 1980, ya restaurados, los templos fueron reinaugurados.

Si tienes ocasión no dejes de visitarlo por la noche, momento en que se realiza un impresionante espectáculo de luz y sonido.

Información práctica

  • Entrada: 35 libras egipcias
  • Espectáculo de luz y sonido: 33 libras egipcias

Imprimir

Categorias: Antiguas ciudades, Egipto




Deja tu comentario