Kom el-Ahmar, los comienzos del imperio

Hoy conocida como Kom el-Ahmar, que en árabe significa “montículo rojo”, esta ciudad, ubicada sobre la margen izquierda del Nilo, fue capital del Alto Egipto durante el período predinástico. La importancia que le confirió esta distinción se refleja en nuestros días en los sorprendentes hallazgos arqueológicos allí efectuados y en las ruinas de antiquísimas construcciones, acaso de las más antiguas que pueden encontrarse en todo Egipto.

Kom el-Ahmar, yacimientos arqueológicos, hieracómpolis

En los años 3400-3200 a.C. comienzan a surgir los primeros núcleos protoestatales en el valle del Nilo. Adquieren su importancia las ciudades de Nagada, Abidos y Kom el-Ahmar. Llamada Hieracómpolis por los griegos, el nombre original en egipcio de esta última era Nejen –o fortaleza–. Fue en sus tiempos de apogeo el centro de culto de Horus, dios de los monarcas de las primeras dinastías, a quien se creía que encarnaban los soberanos y, por tanto, de quien heredaban su poder.

En sus yacimientos arqueológicos pueden observarse los restos de templos primitivos, cuya edificación imitaba las chozas de los habitantes del valle. El templo de Horus, el más antiguo que se conoce, fue destino de numerosas ofrendas, entre las que se encuentran las mazas reales, con decoraciones de motivos históricos. Hasta nuestros días sólo han llegado las cinco mazas encontradas en Kom el-Ahmar. La más famosa de ellas es la maza de Horus Escorpión, que representa la victoria del monarca sobre el Bajo Egipto.

También fueron halladas en este recinto dos estatuas sedentes de Jasejemuy, que contienen inscripciones referentes a su triunfo sobre el Bajo Egipto. Pero el hallazgo más conocido sin dudas fue la Paleta de Narmer, una soberbia cabeza de halcón –en alusión a Horus– coronada con dos plumas, realizada con oro y obsidiana. Hoy se exhibe en el Museo de El Cairo. En ella se observan jeroglíficos, que constituyen uno de los registros más antiguos de que se tiene conocimiento. Son anteriores a ellos solamente los encontrados en Abidos.

La Tumba 100 se encuentra a pocos metros de allí, y es muy famosa por su pintura mural descubierta a fines del siglo XIX, que data del año 3 400 a.C. Representa escenas de navegación, caza y lucha.

Foto Vía: culturegipcia.es

Imprimir

Categorias: Antiguas ciudades, Egipto, Turismo en Egipto




Deja tu comentario