La Esfinge de Alabastro

Esfinge de Alabastro, Menfis

En las cercanías de la necrópolis de Menfis se encuentra la Esfinge de Alabastro, una pieza arquitectónica soberbia, de 4 metros de altura y 8 de largo. A pesar de algunos daños menores sufridos a través del tiempo, la figura conserva intacta toda su majestuosidad. No es tan famosa como la de Giza, pero es una muestra magnífica de este animal mítico.

La Esfinge de Alabastro fue datada en un período estimativo que va desde el año 1700 hasta el 1400 a.C. Debido a la falta de inscripciones alusivas, no se sabe con precisión a quién pertenece su rostro, pero se especula que podría haber sido construida en honor de Hatshepsut, Amenhotep II o Amenhotep III, tres monarcas destacados cuyos templos –o, en algunos casos, lo que queda de ellos– son también visitas ineludibles de Egipto.

La peculiaridad de esta esfinge reside no sólo en el misterio que envuelve la procedencia de sus rasgos, sino también en el hecho de que sus casi 90 toneladas de peso están formadas exclusivamente por alabastro, un material muy poco utilizado para la construcción.

Por otra parte, es la estatua de alabastro más grande que se conoce. Típicamente asociada con el culto solar, la Esfinge de Alabastro se compone de un cuerpo de león con las patas traseras recogidas y las delanteras extendidas, y de una cabeza humana que lleva las joyas y los ornamentos propios de los faraones. Se asienta sobre un pedestal que se formó con la misma arena del suelo sobre el que se encuentra, y esto le confiere un aspecto muy curioso: da la sensación de que se estuviera elevando del suelo.

Se cree que la Esfinge de Alabastro se encontraba, antiguamente, en la parte exterior del Templo de Ptah, junto con el Coloso de Ramsés II. Durante muchos años, permaneció con uno de sus lados recostados sobre las aguas del Nilo, lo que le provocó los daños que hoy pueden apreciarse. Sin embargo, se trata de un monumento fantástico, único en muchas formas, y que vale la pena incluir en un plan de viaje por el complejo de necrópolis de Menfis.

Foto Vía: egiptoforo.com

Imprimir

Categorias: Curiosidades de Egipto, Egipto, Turismo en Egipto




Comentarios (1)

  1. nadia dice:

    estan re buenas las fotos al que no le gusten son unos ignorantes

Deja tu comentario