- Sobre Egipto - https://sobreegipto.com -

Bubastis, la ciudad de los gatos

La ciudad de Bubastis, muchas veces mencionada como Abusir, se encuentra a 3 kilómetros de Zaqaziq, en la parte oriental del delta del Nilo. Aquí es posible visitar numerosos vestigios de edificaciones antiguas, destinadas a ritos diversos. Todos ellos tenían eje en la figura de Bastet, la diosa con cabeza de leona.

Las murallas de la antigua ciudad de Bubastis –también conocida como Tell Basta o Per-Bastet– constituyen una línea de casi cinco kilómetros que rodeaban los muchos templos y capillas, y las tumbas de la necrópolis dedicada a Bastet.

El culto a esta diosa estaba estrechamente relacionado con la figura de los gatos en el Antiguo Egipto. Se la representaba con cabeza leonina, y uno de los complejos funerarios de Bubastis es una necrópolis exclusivamente dedicada a la momificación de cuerpos felinos.

El templo de Bastet fue edificado enteramente en granito rojo de Asuán, y allí peregrinaban cada año miles de devotos de la diosa durante el festival anual. No mucho se sabe acerca de los faraones que construyeron el templo, pero se cree que el vestíbulo fue obra de Osorkon II, quien aparentemente habría añadido una sala hipóstila y otra dedicada al festival. Uno de los santuarios es atribuido a Nectanebo II.

Se sabe con seguridad que una inmensa puerta de granito fue efectivamente construida por Osorkon II para el festival Sed, y muestra decoraciones que representan distintas fases del evento.

Dos capillas del jubileo adjudicadas a Amenemhet III y a Amenhotep III fueron halladas en Bubastis. Se trata de edificaciones muy antiguas, que se remontan a la Dinastía V. El templo de Pepi I fue otra construcción notable, y se ubica al oeste del Templo de Bastet, pero sólo quedan de él dos filas de columnas.

Al norte de la ciudad se encuentra la necrópolis de los gatos. A principios del siglo XX se encontraron aquí piezas de plata y oro que se exhiben en el Museo de Antigüedades Egipcias de El Cairo.