- Sobre Egipto - https://sobreegipto.com -

La Iglesia Colgante de El Cairo

También conocida como Al-Muallaqa, o la Iglesia de Santa María, la Iglesia Colgante es uno de los monumentos coptos más destacados de El Cairo. Recibe su nombre de su emplazamiento sobre la entrada de la torre sur de la antigua Fortaleza de Babilonia. La nave principal se encuentra suspendida sobre el camino que conducía al interior.

La Iglesia Colgante es probablemente el primer templo cristiano de la ciudad en ser construido según las líneas clásicas de las basílicas. Se estima que data del año 690 aproximadamente, aunque también se cree que la antecedió una iglesia del siglo III. Gran parte del edificio se reconstruyó entre 975 y 978, y sucesivas restauraciones alcanzan épocas recientes.

En el siglo XI, este templo se convirtió en la residencia oficial de los patriarcas coptos de Alejandría. Años más tarde perdería su protagonismo, y sería la Iglesia de San Sergio la que pasaría a albergar los principales acontecimientos del calendario cristiano en Egipto.

Su fama se vio renovada durante los siglos XIV y XV, ya depositaria del interés turístico. Los extranjeros que la visitaban decidieron llamarla la Iglesia de las escaleras, debido a los escalones que conducen hasta su puerta de entrada principal.

El interior de la Iglesia Colgante se destaca por sus altas columnas de mármol blanco, entre las cuales contrasta una que fue hecha en basalto negro. Los techos de la nave principal están bellamente decorados, y los capiteles corintios de las columnas hacen pensar en que pertenecen a edificios más antiguos.

Tras cada reconstrucción, numerosos objetos fueron trasladados desde la iglesia hasta el Museo Copto, en donde permanecen hasta la actualidad. Sin embargo, aún es posible admirar grandes colecciones de más de 100 íconos que datan desde el siglo VIII.

Los tres santuarios del templo, dedicados a Gabriel y San Pedro, a Juan el Bautista y al Arcángel Miguel y a San Pablo abundan en elementos tallados en madera y mármol. Aquí se encuentra gran parte de los iconos que alberga la iglesia, aunque algunos de ellos fueron realizados durante el siglo XVIII.

Foto Vía: Commons Wikimedia