El Lago Manzalah

Lago Manzalah

Ubicado siete kilómetros al oeste de Port Said, el Lago Manzalah es un verdadero paraíso para los amantes de la naturaleza, y en especial de las aves. Conectado con el Mediterráneo, se encuentra justo frente a la isla Tanees, y es hogar de una reserva natural de especies migratorias instituida en 1988.

El clima mediterráneo de esta región, templado y de lluvias generosas, la convierte en un punto estratégico para el descanso de numerosas aves durante sus vuelos migratorios de estación. Se trata, en verdad, del territorio húmedo más extenso de Egipto, al noreste del delta del Nilo, y es también un sitio privilegiado para la pesca.

Los pantanos de especies vegetales sumergidas son el paisaje más abundante en las partes menos saladas del lago, al oeste y al sur, y junto a la costa de las islas. Terrenos intermedios, compuestos por islotes de tierra y aguas claras, conforman también la panorámica del lugar.

Por último, este territorio también es hogar de extensiones de arena, especialmente de dunas costeras en donde crece toda suerte de especies vegetales. Las aves pueden verse con facilidad en los espejos de agua y en los terrenos pantanosos, en donde pueden disfrutar de los beneficios de las tibias temperaturas del lago.

Al noroeste, numerosas costas se han ido transformando en escenario para granjas y villas pesqueras, mientras que el extremo sur, más húmedo y menos apto para ser habitado, se encuentra en proceso de drenaje para poder ser utilizado como área agrícola.

Codornices, garzas, avocetos, charranes y varias especies de gaviotas son las principales protagonistas de estas tierras. Durante el invierno, o en temporada de cría, o en algunos casos durante su pasaje con rumbos lejanos, miles de ejemplares de estas especies colorean el paisaje del Lago Manzala con sus plumajes vivaces.

El turismo ecológico en Egipto tiene aquí un lugar privilegiado, y numerosos viajeros se reúnen durante las temporadas clave para disfrutar de la belleza del entorno y de sus habitantes.

Foto Vía: Flickr

Imprimir

Categorias: Port Said




Deja tu comentario