- Sobre Egipto - https://sobreegipto.com -

Templos del Antiguo Egipto

El Templo de Horus, en Edfu

Cuando uno piensa en Egipto, entre las primeras imágenes que llegan a la mente son las que corresponden a los antiguos templos, depositarios de la historia y atracciones turísticas por excelencia del país del Nilo. A continuación, haremos un breve recorrido por los dos tipos de templos edificados durante el Imperio Antiguo, con algunos ejemplos clásicos que cualquier viaje a Egipto debe incluir.

Básicamente, se puede clasificar a los templos del Antiguo Egipto en Templos de Culto y Templos de Morgue, o Funerarios. Como su nombre indica, los Templos de Culto fueron edificados para honrar a los dioses. Cada uno de ellos puede estar consagrado a una o más divinidades locales cuya elección siempre estaba influida por cuestiones de dominio político y territorial.

Ejemplos ineludibles de este tipo de monumento son el Templo de Horus, en la ciudad de Edfu, y el Templo de Isis, en Filae. Ambos fueron escenario de imponentes rituales místicos, que se realizaban de acuerdo con la mitología. Las ceremonias son esencialmente de dos tipos: de ofrenda diaria o festivales especiales, que seguían el calendario egipcio.

Sus muros están ilustrados con imágenes que representan importantes acontecimientos en la “vida” de cada deidad, a menudo relacionados de alguna manera con los faraones que regían el territorio al momento de la construcción.

Los Templos Funerarios se edificaban en honor de un faraón determinado y, a menudo, de toda la familia real. Era una de las principales preocupaciones de todo gobernante construir para sí mismo un lugar para el descanso eterno que reflejara su magnificencia y su poderío.

Por ello, la mano de obra y los años dedicados a estas obras resultaban colosales, así como sus resultados. Los templos piramidales fueron muy comunes durante el Antiguo Egipto, y las pirámides de Giza son sin dudas las más famosas entre todas las existentes, aunque otras como la Pirámide de Illahun y las Pirámides de Lisht son también muy recordadas.

Foto Vía: Meristation