La pirámide de Unas, en Sakkara

Piramide Unas

La más pequeña de todas las pirámides del Antiguo Imperio permanece eclipsada a la sombra de la gran pirámide escalonada de Sakkara, y por tanto es sencillo comprender que el turismo no siempre encuentre en ella a una maravilla para deslumbrar viajeros. Sin embargo, un breve recorrido por sus tesoros evidencia de inmediato lo injusto de su situación.

Según las inscripciones halladas en sus muros, el nombre que se dio a esta construcción fue “Perfectos son los Lugares de Unas”, y por ello, ahorrando algo de tiempo, se la llama hoy la Pirámide de Unas. Lamentablemente, su estado de conservación es bastante deplorable, y sólo puede contemplarse como una pequeña montaña de ladrillos.

Sin embargo, la importancia que reviste radica en los preciados documentos que guarda en su interior. Se trata del así llamado Texto de la Pirámide, que reúne 128 frases a las que se concedían propiedades mágicas. Fueron halladas en los muros de las cámaras subterráneas de Unas.

Otros fragmentos de este Texto habían sido encontrados en las pirámides de Pepi I y Merenre I, y esto llevo a los investigadores a revisar esta pequeña construcción en busca de más pistas. A lo largo de buena parte del siglo XX, se realizaron excavaciones y estudios con el fin de dar a conocer las maravillas que encerraba la Pirámide de Unas.

El pasillo que da acceso al interior del recinto gira en dos ocasiones, a diferencia de muchos otros templos de esta época. Las paredes están decoradas con bellas imágenes de hombres cazando leones, leopardos y jirafas, botes transportando columnas de Asuán y batallas con enemigos asiáticos.

Una magnífica arcada de granito rosado da acceso al vestíbulo de alabastro. Allí comienzan las escenas votivas, con personas rindiendo homenaje y entregando ofrendas a los dioses.

Foto Vía: The Pyramids of Egypt

Imprimir

Categorias: Sakkara




Deja tu comentario