- Sobre Egipto - https://sobreegipto.com -

Lugares y consejos para ir de safari en Egipto

Desierto del Sinaí

En un post anterior, comentábamos las ventajas de descubrir el desierto egipcio en alguno de los varios estilos de safari que pueden contratarse. Desde los más tradicionales, en caravanas de camellos, hasta los que recorren las arenas del Sahara en vehículos motorizados, e incluso los que se realizan de noche para poder contemplar la salida del sol en el desierto.

Ahora bien: ¿qué lugares son los que pueden visitarse de esta manera? Hay más de uno, desde luego, y todos ellos cuentan con varias agencias especializadas que organizan los viajes de modo que los aventureros cuenten con todo lo necesario para disfrutar del trayecto sin que surjan imprevistos.

El desierto occidental de Egipto es famoso por ser hogar de cinco oasis, y por tanto es uno de los escenarios más elegidos para recorrer. Tiene la ventaja de ofrecer descanso cada cierta cantidad de kilómetros, lo que reduce los riesgos del viaje aún si se realiza a lomos de camello.

Otra fantástica opción es la península del Sinaí. Esta región es menos rica a nivel natural, aunque cuenta con áreas protegidas que exhiben una vegetación más profusa que en otras zonas y algunas especies animales autóctonas. Sin embargo, su mayor atractivo es su lado cultural.

En el Monte Sinaí, miles de peregrinos se reúnen para realizar el ascenso que protagonizó Moisés, con lo cual es posible ver allí a creyentes de las principales religiones del mundo compartiendo la fe y la devoción en un espectáculo que culmina al amanecer. El Monasterio de Santa Catalina es otra de las vistas características del lugar.

Hurgada es también una posibilidad interesante, en especial por sus impresionantes accidentes geográficos. Montañas de color rojizo, inmensos cañones y un vasto desierto a su alrededor constituyen el paisaje que espera allí.

La mejor época para ir de safari es de octubre a abril, cuando las temperaturas son más moderadas y es posible disfrutar del viaje sin sufrir los agobios del calor veraniego. Es recomendable llevar un atuendo ligero durante el día, pero atención porque a la noche se siente bastante frío, de modo que también es necesario algo de abrigo.

Foto Vía: Minamar