El Templo de Maharraqa

Templo de Maharraqa en Nasser

Ubicado a 50 kilómetros de las orillas del Lago Nasser, el Templo de Maharraqa –o Maharraka– es uno de los muchos que debió ser trasladado para ponerse a salvo de la subida de sus aguas. Tras la construcción de la famosa Presa de Asuán, la fuerza del Nilo hizo peligrar bellísimos y valiosos monumentos faraónicos, como el templo de Kalabsha y el templo de Filae.

En la década del ’60, todos ellos fueron desplazados a diferentes lugares, y para visitarlos hoy la opción más conveniente es embarcarse en un crucero y disfrutar de un placentero viaje por el lago artificial más grande del mundo. Entre las visitas que se realizarán, bien vale considerar al templo de Maharraqa.

Datado en la época grecorromana, se estima que fue dedicado a Serapis. Una particularidad de esta construcción es que, aparentemente, no fue terminada. Sus pequeñas proporciones y su decoración sencilla –en algunos lugares, incluso escasa– hace que muchas veces se lo menosprecie o se lo eluda en los viajes más apresurados.

Pero hoy vamos a dedicarle algo de nuestra atención, porque en verdad que resulta interesante la visita a este templo, que sólo resulta humilde en comparación con los grandes monumentos faraónicos, pero que es en sí mismo un interesantísimo ejemplo de arquitectura antigua de Egipto.

De hecho, el Templo de Maharraqa cuenta con una particularidad que lo hace único entre sus pares. Se trata del único edificio de su tipo en contener una escalera en espiral en su interior. Está ubicada en una de las esquinas del patio principal, una de las pocas partes que fue culminada, y lleva hasta la terraza.

Por lo demás, resulta interesante imaginar a este templo como una fotografía de los pasos a seguir para edificar un monumento en honor de las deidades del Antiguo Egipto. Exceptuando el patio, rodeado en sus tres lados por columnas, casi ninguno de los otros espacios de Maharraqa está concluido.

El santuario, por ejemplo, nunca fue siquiera iniciado. Además, también falta el pilón principal, y algunas de las escenas votivas que fueron excavadas en los muros del templo muestran signos de estar inconclusas.

Foto Vía: Bubastis

Imprimir

Etiquetas: , , ,

Categorias: Asuan




Deja tu comentario