Qar y su tumba en Giza

Tumba de Qar en Giza

La tumba de Qar es una de las visitas más emblemáticas de la necrópolis oriental de Giza. Se encuentra junto a la Pirámide de Hetepheres, otro destacado punto de interés, y pertenece a un visir, el segundo hombre con mayor poder de la dinastía después del faraón. Se cree que vivió durante el reinado de Pepi II, y contrajo matrimonio con una profetiza de la diosa Hathor llamada Gefi.

Fue en 1995 que el monumento funerario de la familia de Qar salió a la luz. Tras siglos de estar oculto bajo las arenas del desierto, su estructura se reveló ante los ojos de los expertos que durante años habían trabajado en el lugar en busca de vestigios del antiguo cementerio egipcio.

Las primeras edificaciones que pudieron contemplarse fueron las capillas sagradas. La primera de ellas estaba totalmente limpia, sin señales de que ninguna decoración hubiera sido realizada.

Por el contrario, la otra exhibía muros cubiertos de inscripciones y escenas mitológicas que incluían a Qar y a su familia entre los protagonistas. Además, se representaban sirvientes ofreciendo animales como sacrificios a los dioses. Los jeroglíficos permitieron conocer la identidad del dueño de la tumba.

La cámara mortuoria, a la que se accede a través de un corredor, también cuenta con un gran número de inscripciones en el arquitrabe, sostenido por dos pilares que muestran a Qar en los distintos momentos de su vida. En otras imágenes se lo presenta recibiendo ofrendas, y destaca la procesión que acompaña la barca sagrada con su sarcófago.

Otras muchas tumbas fueron halladas en la parte norte del complejo. Pertenecieron a los hijos del visir, pero todas ellas muestran signos de haber sido destruidas intencionalmente. Se cree que esto ocurrió porque los herederos de Qar se involucraron en la conspiración contra el faraón, en oposición a la conducta de su padre, que vivió comprometido con las más altas esferas del poder en el Antiguo Egipto.

Foto Vía: Keeping up

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: El Cairo




Deja tu comentario