- Sobre Egipto - https://sobreegipto.com -

El fascinante oasis de Siwa

Muchos son los motivos que hacen del oasis de Siwa un lugar apasionante. Su naturaleza, sin dudas, es uno de ellos, pero también su importante papel en la historia egipcia y el halo mítico que lo envuelve.

Hasta hace muy poco, se trataba del sitio más inaccesible de todo el país, pero gracias al gran interés que despertó en el turismo, fue convertido en un centro de atracción para viajeros de todo el mundo.

El gran lago Siwa, situado al oeste del poblado, es un inmenso espejo de aguas saladas rodeado de dátiles y olivos. Este magnífico escenario natural fue testigo de fascinantes y misteriosos hechos históricos, que aún hoy permanecen sin ser develados.

Situado en el corazón del gran mar de arena conocido como el Desierto Occidental de Egipto, el oasis de Siwa fue alguna vez el hogar del Oráculo de Amón. Desde el siglo VI a.C., el oráculo de Amón en Siwa fue el más importante de la historia egipcia y griega. Los mismos helenos prefirieron viajar hasta allí para consultarlo durante las guerras del Peloponeso.

Se dice que en el año 331 antes de Cristo, Alejandro Magno también llegó hasta estas tierras para consultar el oráculo. Muchos insisten en que su cuerpo fue enterrado allí, aunque no hay evidencia fehaciente que apoye la teoría.

El rey persa Cambises II embarcó a más de 50.000 soldados con el mismo rumbo, pero con un objetivo muy diferente: conquistar Egipto y destruir el oráculo. Pero su ejército se extravió en el desierto, y nunca se supo qué fue de todos aquellos hombres.

En la actualidad, Siwa es un destacado destino de todo itinerario por el Desierto Occidental. Es famoso, entre otras cosas, por sus más de mil fuentes de aguas termales, dulces y con propiedades terapéuticas.

Los habitantes del pueblo llevan una vida muy tradicional: las mujeres van completamente cubiertas con ropas y no se les permite tener comunicación con personas demasiado alejadas de su círculo familiar.

Foto Vía: Travel Notes