Conociendo el Monasterio Rojo

Monasterio Rojo

Situado en las cercanías de Sohag, y 3 kilómetros al norte de su compañero el Monasterio Blanco, o el Monasterio Rojo es uno de los más destacados de Egipto. Pese a ello, es muy poco lo que se sabe de su pasado. Los primeros registros que se tienen de él datan del siglo XV, pero es muy probable que para entonces ya contara con unos diez siglos de antigüedad aproximadamente.

Construido con ladrillo cocido de una notable coloración rojiza, este monasterio fue dedicado a San Pshoi, un personaje contemporáneo al creador del Monasterio Blanco. De hecho, se cree que es posible que el mismo San Pigol haya fundado ambos.

Debido a su cercanía, varios acontecimientos de la historia más reciente fueron vividos por los dos conjuntos arquitectónicos en iguales condiciones. La visita de Dominique Vivant Denon durante la campaña de Napoleón, a fines del siglo XVIII, y el saqueo y destrucción de los mamelucos son dos ejemplos.

A diferencia de su compañero, el Monasterio Rojo cuenta con más de una iglesia en pie. La principal, similar a la que perdura en el conjunto blanco, tiene la forma de una basílica, aunque es un poco más chica. También está hecha de ladrillo cocido, y cuenta con la misma tonalidad rojiza que las murallas exteriores.

El santuario es su espacio más destacable a nivel arquitectónico. Contiene dos niveles de nichos superpuestos, separados por delgadas columnas. La iglesia cuenta, además, con galerías superiores y una sala rectangular de amplias proporciones, situada en la parte sur del edificio.

Una segunda iglesia, dedicada a la Sagrada Virgen María, se encuentra en la esquina suroccidental del monasterio. Esta construcción reviste una gran antigüedad, y es probablemente uno de los primeros templos que fueron edificados, pese a que no se tenga constancia del momento de construcción del conjunto original.

Foto Vía: Flickr

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Sohag




Deja tu comentario