La casa de Al-Suhaymi, en El Cairo

Casa de Al Suhaymi

De las muchas maravillas que pueden descubrirse en la ciudad de El Cairo, una de ellas es sin dudas el conocer el día a día de sus habitantes, tanto en el presente como en el pasado. Bayt Al-Suhaymi nos brinda una posibilidad única de acercarnos a las antiguas costumbres y modos de vida.

La casa de Al-Suhaymi es un edificio del siglo XVII, perteneciente a un ciudadano egipcio de situación económica acomodada. Por ello, es una suerte de museo en nuestros días, ya que permite observar las técnicas utilizadas por los más adinerados para hacer de sus hogares estancias agradables pese al duro clima del exterior.

De hecho, la casa en su totalidad fue construida pensando en el afuera, en sus cambiantes temperaturas y en su condición árida. Durante el día, cuando el sol azota pero el viento sopla calmo, los habitantes del lugar se refugiaban en balcones, terrazas y patios, bajo la sombra de árboles rejillas de madera.

Al caer la noche, las bajas temperaturas los obligaban a mantenerse en el interior, en donde los altos techos permitían que el aire caliente subiera, y no incomodara a los dueños de casa, que se movían más abajo.

Los suelos de mármol (fresco, desde luego) y las gruesas paredes hacen de esta casa un verdadero paraíso, algo que los visitantes descubrirán de inmediato al ingresar en ella desde la calurosa capital egipcia. En los patios, las fuentes de mármol conservan el frío del agua dejándola caer en cascada, desde cada uno de los cuencos hasta el siguiente.

En 1796, la casa pasó a manos de Sheikh Ahmed as-Suhaymi, de quien heredó su actual nombre. Él fue quien amplió la propiedad, uniéndola con varias de las residencias cercanas. Añadió también los tradicionales paneles Mashrabiyya, un clásico de los hogares cairotas.

Foto Vía: Hell in a kiss

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: El Cairo




Deja tu comentario