El monte de Cristal

El monte de Cristal

Como puede adivinarse de su nombre, el monte de Cristal es un sitio mágico de Egipto, situado en el Desierto Blanco, entre el oasis de Bahariya y el oasis de Farafra. Sin embargo, la denominación dada a este lugar puede ser un poco engañosa.

En realidad, no se trata de un monte propiamente dicho, sino más bien de una inmensa roca en la que brillan trozos de cristal de cuarzo y pirita. Y, buenas noticias, muchos otros fragmentos desprendidos aguardan en el suelo, de modo que los visitantes siempre pueden llevar consigo un recuerdo de la visita.

En las partes más alejadas, incluso pueden hallarse piezas de gran tamaño, aún no descubiertas por los incesantes viajeros que pasan por el lugar. Y es que, ciertamente, se trata de una vista imperdible de Egipto.

Un arco natural, producto de la erosión de los fuertes vientos del desierto, da la sensación de ser una puerta de entrada a algún fantástico castillo. Aunque en miniatura, puesto que apenas tiene el tamaño de un ser humano promedio.

Con todo, el monte de Cristal es un magnífico ejemplo de lo que conocemos normalmente como cuevas de piedra caliza. A través de los años, con el calor y el paso del tiempo, se formaron en su interior cristales y piedras semipreciosas, así como estalactitas y estalagmitas, e hicieron de ella una verdadera joya de inmensas proporciones.

Las excursiones hasta el monte de Cristal se realizan desde el oasis de Farafra, que se encuentra 90 kilómetros al sudoeste, y desde el oasis de Bahariya, 160 kilómetros al noreste.

Hay que tener en cuenta que no existen facilidades para pernoctar en el lugar. Es posible, sin embargo, acampar en las cercanías, pero bajo la absoluta responsabilidad de los intrépidos aventureros.

Otra localidad cercana es Aqabat, que se encuentra apenas 10 kilómetros al este, pero que no es un destino turístico desarrollado.

Foto Vía: LookLex

Imprimir

Etiquetas: , ,

Categorias: Egipto




Comments are closed.