Momentos inolvidables en el Desierto Blanco

El Desierto Blanco de Egipto

Unos 45 kilómetros al norte del oasis de Farafra, formando parte del Desierto Occidental de Egipto, se extiende el famoso Desierto Blanco, acaso el atractivo natural más fascinante que ofrece la región. Su coloración característica que le da nombre y el paisaje lunar que identifica a esta zona son verdaderamente cautivadoras.

Las inmensas formaciones rocosas de piedra caliza que hacen del Desierto Blanco un destino tan sorprendente fueron generadas por las intensas tormentas de arena que han azotado a estos territorios durante años. Caminando entre ellas, uno siente con más fuerza que nunca la pequeñez de los humanos, y la magia de la naturaleza que ha logrado tallar tamañas esculturas.

Las excursiones al Desierto Blanco tienen la ventaja de ofrecer posibilidades para todos los gustos y bolsillos (aunque, en general, los precios de los viajes a las zonas periféricas de Egipto no son nada de qué asustarse). Sin embargo, hay algunas postales que es muy recomendable contemplar, porque en determinados momentos este mar de arenas color tiza se transforma en un sitio místico y fascinante.

El atardecer, por ejemplo, es todo un acontecimiento en el Desierto Blanco. Como si se tratara de un espectáculo de luces, los rayos anaranjados del sol se extienden sobre la peculiar arena del lugar, generando un paisaje para inmortalizar con la cámara fotográfica o de vídeo.

Quienes se atrevan, en vez de partir una vez terminada la puesta del sol, pueden permanecer y pernoctar en el desierto. Con tiendas de campaña, y una fogata que aleje el frío, llega la noche y las estrellas parecen estar tan cerca que uno siente que podría tocarlas con sólo estirar un poco el brazo.

Y, desde luego, cuando la noche se aleja llega el amanecer, otra de las visiones mágicas que nos ofrece el Desierto Blanco. Es entonces cuando la luz del día comienza a inundar el lugar, y las sombras que se mueven rápidamente dan la sensación de haber acelerado el tiempo.

Sin dudas, este destino de Egipto merece una jornada completa para poder captar toda su belleza.

Foto Vía: Jason & Janine

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Egipto




Deja tu comentario