El Palacio Sakakini, en El Cairo

El Palacio Sakakini, en El Cairo

Sakakini es el nombre de un barrio cairota que originalmente formaba parte de El Zaher. Recibió su denominación como recuerdo de la familia siria que edificó allí su palacio. En realidad, fue el Conde Gabriel Habib Sakakini Pasha quien, en 1897, construyó la residencia y una iglesia en la región.

El estilo arquitectónico rococó y la inconfundible apariencia de la construcción fueron inspirados por un palacete italiano que Sakakini había visto en una ocasión, y que había causado en él una excelente impresión.

Por ello, la imagen que provoca el palacio en la ciudad de El Cairo resulta tan peculiar: en Europa el movimiento rococó estaba muy en boga en ese momento, pero en Egipto resultaba más bien desconocido.

Los elementos característicos que lo hacen inconfundible a la vista son las cúpulas, las torres medievales y las gárgolas góticas, que sobresalen entre edificios modernos y una infraestructura urbana muy transitada.

En total, el palacio cuenta con cinco pisos, 50 habitaciones y está decorado con más de 300 estatuas y bustos. Esto nos da una idea aproximada de la majestuosidad de su interior, aunque cualquier descripción haría poca justicia al verdadero esplendor de Sakakini.

En torno a sus muros, se extienden los jardines, también ornamentados con estatuas e infinidad de fuentes de agua. Tanto éstos elementos como el total de la edificación son obra de arquitecto y diseñadores italianos, ya que las órdenes Sakakini Pasha fueron estrictas en ese sentido: quería un edificio del mismo estilo que el que había visto y admirado tanto.

Tras la muerte de su primer dueño y la sucesión de manos en que estuvo el palacio, fue cedido al gobierno. Uno de los nietos decidió compartir la posesión con el Ministerio de Salud de Egipto. En la actualidad, está en manos del Consejo Superior de Antigüedades, y se planea convertirlo en un museo de la Medicina.

Foto Vía: Nikolskaya

Imprimir

Etiquetas: , , ,

Categorias: El Cairo




Deja tu comentario