La tumba de Cleopatra, más cerca

Cleopatra y Marco Antonio

Cleopatra es uno de los personajes más famosos e interesantes de la historia egipcia. Fue la última reina del imperio, y asumió el lugar de su padre a los 18 años, por la muerte del faraón.

Asediada por las conspiraciones de su hermano, Ptolomeo, y su tutor, Poteinos, debió abandonar Egipto, pero una vez en el exilio se encargó de organizar un ejército con el que recuperó su poder.

Falleció poco después de Marco Antonio, quien se suicidó tras creerla muerta, en el año 30 antes de Cristo. Desde siempre, la tumba de ambos ha sido un misterio para la arqueología, y aparentemente este año se ha dado un gran paso en el camino hacia su descubrimiento.

El pasado 19 de abril, se dio a conocer la información revelada por Zahi Hawass, director del Consejo Supremo de Antigüedades de Egipto. Unas 22 monedas, 10 momias, una cabeza de alabastro y parte de una máscara fueron presentadas como muestra de que el hallazgo de las tumbas de Marco Antonio y de Cleopatra está más cerca que nunca.

Estos objetos fueron encontrados en las ruinas del templo de Osiris, de unos dos mil años de antigüedad (aproximadamente el tiempo que transcurrió desde la muerte de la reina). Las piezas son fuertes indicios de que allí pueden haber sido construidos los recintos mortuorios.

El templo es conocido como Toposiris Magna, y se encuentra a unos 50 kilómetros de la ciudad de Alejandría. El lugar es uno de los hitos sagrados de la historia de Egipto, lo que explicaría su elección al momento de poner a descansar los cuerpos de los dos amantes.

Además, es de muy difícil acceso. Tres años de trabajo fueron los que permitieron a Hawass y a su equipo hacerse de esos valiosos objetos, y encaminarse con más definición frente a la posibilidad de encontrar finalmente los restos de Cleopatra.

Imprimir

Etiquetas: , ,

Categorias: Historia de Egipto




Deja tu comentario