Los templos de Deir El Medina

Capilla de Hathor, Deir el Medina

Deir el Medina fue un pueblo creado especialmente para instalar allí a obreros y artesanos que debían trabajar en el ambicioso proyecto de Tutmosis I de excavar su propia tumba en la ladera de una colina. Este peculiar pueblo, cuyo nombre en egipcio era Set Maat, fue así un sitio de familias de clase trabajadora, fundado con fines estrictamente prácticos, pero no por ello con menos riqueza espiritual por parte de sus habitantes.

Muchos fueron los templos construidos por quienes vivían allí, ya que en aquellos tiempos la religión era una parte fundamental de la realidad de toda persona. En general, se trata de pequeños templos, aunque sumamente interesantes y bien conservados. Conozcamos algunos de ellos.

Emplazada en las cercanías del templo de Amenhotep III, al noroeste de allí, Deir el Medina cuenta con su propio complejo de templos ubicados al norte del pueblo. Entre los más destacables, se cuentan el templo de Amenhotep I, la Capilla de Seti I dedicada a Hathor, el templo tolemaico de Hathor y el templo de Amón.

El templo de Amenhotep I fue construido en lo alto de una terraza excavada en la montaña, justo sobre la esquina norte del templo tolemaico de Hathor. La estructura original era bastante pequeña, pero con el paso de los años se fueron agregando murallas en derredor.

La capilla de Hathor se encuentra sobre el lado norte del templo dedicado a la misma diosa. Fue construido por Seti I, y desde un comienzo fue de tamaño mucho mayor que el templo de Amenhotep. Se lo edificó a partir de un santuario tripartito, que fue extendido hacia delante mediante la construcción de otros elementos arquitectónicos.

El templo de Amón estaba en realidad consagrado a la Tríada de Tebas, formada también por Mut y Jonsu. Fue edificado bajo las órdenes de Ramsés II, y se encuentra al otro lado de un pequeño valle.

Foto Vía: Ancient Egypt

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Egipto




Comments are closed.