El Templo de Satet, en Elefantina

El Templo de Satet, en Elefantina

Elefantina es una isla ubicada sobre las aguas del río Nilo, a la altura de la primera catarata. Se trata de un destino turístico destacado, con vestigios de ocupación que se remontan a la Antigüedad. Durante los años que tiene de existencia se construyeron en ella numerosas estructuras, en especial dedicadas al culto de diferentes dioses. El templo de Satet, situado al norte del Templo de Jnum, que es el más importante de todos, fue recientemente restaurado por el Instituto Alemán de Arqueología.

Satet era uno de los elementos de la tríada de deidades de Elefantina. Se trataba, de hecho, de la consorte de Jnum. Su templo fue edificado durante el período dinástico temprano, sobre los restos de una formación de granito.

La evidencia que se tuvo en cuenta al momento de establecer qué divinidad se correspondía con los cultos de este templo estuvo compuesta por estatuas y objetos hallados, ya que no había en el lugar ninguna inscripción que indicara nombres de deidades.

Las piezas encontradas fueron en su mayoría pequeñas esculturas con forma de niños, aparentemente utilizadas como ofrenda durante los ritos. En la triada, Satet cumplía la función de la fertilidad, de modo que las mujeres que habitaban la isla seguramente acudían a ella para pedir y agradecer los niños que iban a nacer.

El templo original del Antiguo Imperio fue objeto de varias modificaciones con el correr de los tiempos. En el Imperio Medio, se edificó un templo nuevo con ladrillo de barro y piedra tallada, cuyos muros fueron incluso pintados. Algo después, se le añadieron partes de piedra que aún pueden observarse en la actualidad.

Entre los objetos dedicados a los sacrificios, se hallaron numerosas inscripciones con los nombres de los faraones de la Dinastía VI: Pepi I, Pepi II y Merenra. Además, el nombre de Pepi II y su figura habían sido tallados en los antiguos muros del área en que se circunscribe el templo.

Foto Vía: Egypt Sites

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Antiguas ciudades, Asuan




Deja tu comentario