Reserva Natural de Wadi el Assuti

Venado

Egipto es desierto y costas de arena, monumentos faraónicos y ruinas milenarias, resorts turísticos de lujo y villas beduinas de atmósfera auténtica, pero también tiene mucha naturaleza que ofrecer a los viajeros que se deciden por conocer este país.

Con sólo encontrar un pequeño valle o un oasis alcanza para apreciar la magnífica fuerza vital que caracteriza a la región, ese misterio de la vida que parece emerger con más intensidad allí en donde las condiciones son más arduas. Y ciertamente que lo son en el infinito océano de arena que es el desierto egipcio.

Wadi el Assuti, o el Valle de Assuity, se extiende hacia el oeste hasta unirse con el valle del Nilo en un delta paralelo al río. Se convirtió a esta área en una reserva natural para proteger la flora y la fauna que se encuentra en peligro de extinción en otras zonas de Egipto. Su superficie de 100 kilómetros cuadrados es suficiente para albergar infinidad de especies y variedades.

También se utiliza este territorio para la realización de experimentos y estudios genéticos con vistas a la mejora de la producción agrícola a nivel nacional. Se trata de un verdadero banco genético que guarda muestras de distintos cultivos tradicionales.

Su flora incluye, además, un gran número de plantas silvestres, hierbas con propiedades medicinales y también algunos conjuntos de acacias ubicados en zonas aisladas.

La fauna es de una riqueza inesperada para quienes sabemos de la aridez de la tierra egipcia. Los venados son los protagonistas principales, acompañados de numerosos reptiles y otros tantos invertebrados que se ocultan bajo los grandes de arbustos.

Para acceder a esta reserva es necesario contratar un servicio de guía con jeep para que maneje hasta allí. Este parque se encuentra en las cercanías del Parque Nacional Ras Mohammed, en la península del Sinaí.

Foto Vía: SB Nature

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Egipto




Comments are closed.