La Ciudadela, en El Cairo

Ciudadela de Saladino

El Cairo tiene un montón de rincones por descubrir que no puedes dejar pasar si visitas el país. Y uno de ellos, es la Mezquita de Alabastro en la Ciudadela de Saladino. No es la más grande de El Cairo, pero sí la más bonita. Eso la convierte en visita obligada si vienes hasta aquí, así que, ¿te vienes?

La mezquita es una réplica de la de Santa Sofía en Estambul; y de hecho, es del mismo arquitecto. Destaca por sus altísimos minaretes y sus dos púlpitos, (el segundo se construyó tras una ampliación del templo).Se construyó en honor a Muhamad Alí entre los años 1830 y 1848. Se hizo en la cumbre de la ciudadela, de tal forma que es visible desde muchísimos puntos de El Cairo.

Está compuesta por una bóveda central inmensa, que está rodeada de otras cuatro bóvedas y posee dos minaretes cilíndricos iguales de estilo turco y con una longitud de 82 metros. La mayor parte de esta mezquita se construyó de piedra caliza, pero hay determinados lugares que están hechos con alabastro, y de ahí su nombre. Es una mezquita realmente impresionante que se ha convertido en uno de los lugares más turísticos de El Cairo, pues posee una belleza inmensa.

En la ciudadela, hay otra mezquita, la de An Nasir Muhamad. Posee una arquitectura mucho más islámica que la anterior, y destaca sobre todo por la influencia persa que posee. Además, tiene elementos tan diversos que van desde lo faraónico, hasta lo romano y copto. No es tan espectacular con la mezquita de Muhamad Ali, pero posee también una extraordinaria belleza.

La ciudadela, por su parte, es una fortificación antiquísima que tenía como objetivo defender la ciudad y que, lógicamente, pasó por muchas manos a lo largo de la intensa historia egipcia. Desde allí, en lo alto de la colina, se puede disfrutar de una fantástica panorámica de El Cairo.

Es impresionante observar desde arriba la inmensidad de una ciudad tan grande como El Cairo. Los edificios, de los más variopintos, se extienden kilómetros adelante, y los colores de la ciudad, apagados, grises y marrones, le dan una belleza fuera de lo común. Un lugar donde sin duda, te llevarás una de las mejores fotos del viaje.

Te recuerdo que, a la hora de encontrar un hotel en El Cairo te rijas por los consejos de tu propia agencia de viajes, o bien, si eres tan aventurero que te marchaste sin alojamiento, sigas las sugerencias de las oficinas de turismo. Si bien los más baratos están en el casco histórico, no son los más seguros, y algunos de los mejores, se encuentran en la zona más cercana a Gizeh.

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: El Cairo




Deja tu comentario