- Sobre Egipto - https://sobreegipto.com -

Los manantiales de Bir Wahed en Siwa

En Egipto, toda excursión por el desierto implica, a modo de paso obligado, visitar Bir Wahed, una zona dentro del extenso Mar de Arena de Siwa, comprendido por tres manantiales, aunque solo dos de ellos son los mas visitados.

El Mar de Arena es una paraje natural de 800 km de recorrido, situado al sur de la meseta de Gilf Kebir y al oeste de Libia. Aquí, el turista podrá disfrutar y contemplar lo que alguna vez fueron antiguas perforaciones petrolíferas soviéticas que hoy en día representan, en forma de manantiales, un centro de atracción para todo visitante.

La primer parada mas común o clásica es el denominado manantial frío (Bir Wahed Cold), considerado el mas grande, rodeado de juncos y conformado por una diversidad de peces. El turista puede introducirse en el libremente, si así lo desea, sumergirse, explorar y admirar las rarezas de las profundidades. Una experiencia sin igual en el desierto egipcio.

Por otro lado, nuestra segunda y ultima parada es el manantial caliente (Bir Wahed Hot). Este, se encuentra rodeado de una especie de muro de hormigón, de donde se desprende un canal de regadío, además de una densa vegetación conformada por juncos y palmeras. Aquí, el agua fluye fuertemente a una temperatura máxima de 37º, como si de un “sauna” o complejo termal se tratara.

Como dijimos, el Mar de Arena de Siwa se encuentra situado cerca de Libia, específicamente en la frontera con este país, y no es un dato irrelevante sino muy importante y a tener en cuenta si deseamos visitar estos manantiales. La única manera de ingresar es a través de una excursión contratada previamente debido a la cantidad de permisos policiales que se requieren para poder transitar por aquella zona. Documentos que la mayoría de los turistas no poseen.

En conclusión, Siwa pasa a formar parte de uno de los muchos lugares privilegiados de Egipto, debido a su importante trascendencia histórica, aquí se encuentra el Oráculo de Amón de vital importancia para egipcios y griegos, y por los secretos naturales que oculta y que actualmente todo turista puede descubrir y disfrutar.