La sexualidad entre los antiguos egipcios

Circuncicion en el Antiguo Egipto

Los egipcios gustaban del equilibrio en todos los aspectos de su vida y la sexualidad no iba a ser menos, consideraban que el exceso en el placer dejaba de serlo, por eso lo vivieron con una libertad nada típica.

Adoptaban una radical postura ante de uno de los hechos más despreciables del ser humano como la violación, la cual la castigaban con la castración. Sin embargo ante actos como el amor, adoptaban serenidad, manteniéndose alejados de cualquier pasión, esta serenidad queda plasmada también en las mujeres.

En la sexualidad también eran peculiares, hasta la Baja Época no se daban besos en la boca, la alternativa era una práctica equivalente, que consistía en aproximar juntas las narices para aspirar el aliento del otro, porque mantenían la creencia que aspirar el aíre, era como adquirir la esencia del otro.

Otros de los detalles, son que consideraban sinónimo de belleza los ojos grandes, por eso los agrandaban con el maquillaje o la de relacionar el cabello con la sexualidad, ya que llevar el pelo suelto o despeinado suponía signo de erotismo, por lo que debían de poner excesivo cuidado en su cabello. Este motivo está relacionado en el hecho de que cuando dos mujeres luchaban por la rivalidad de un hombre, lo hacían a través de la magia, para que la rival perdiera el cabello, como alguna de las recetas encontradas en el Papiro de Ebers.

Sexualidad en el Antiguo Egipto

Otra de las prácticas realizadas al llegar la pubertad, era la circuncisión, practicada por los sacerdotes, no consta prácticas de este tipo en mujeres, aunque hay controversias sobre este tema, porque si bien no se han encontrado momias con hechos sobre la clitorictomía, otros autores hacen alusiones sobre lo contrario.

El tema de la homosexualidad estaba tolerado, aunque no bien visto, parece ser que por la esterilidad que esta práctica conlleva, aunque hay constancias de escarceos entre dioses, concretamente Horus y Set o la del faraón Pepy II, con Sasenet.

En cuanto al tema de prevenir la natalidad, han encontrado recetas de prácticas llevadas a cabo, mediante ungüentos aplicados en los genitales o la introducción de una especie de tapones a modo de diafragma al que se le aplicaba algún preparado de plantas; en cuanto al tema del aborto, este era repudiado y considerado como un hecho aborrecible, altamente condenado.

Como afrodisíacos, utilizaban la lechuga, decían de ella que propiciaba la fertilidad en las mujeres y aumentaba el deseo sexual en los hombres, la lechuga rezuma un líquido lechoso al cortarla, que ellos asemejaban con el semen, por lo que era consagrada al dios Min, el cual propiciaba fertilidad entre las mujeres; también utilizaban como afrodisíacos el fruto del granado y la mandrágora.

La sexualidad en el Antiguo Egipto estaba auspiciada por la diosa Anukis, diosa del agua, que protegía el placer sexual, posteriormente sería el dios Bes, que protegía la familia y los nacimientos, pero también era protector del amor libertino.

Foto 1 Vía : wikimedia.org

Foto 2 Vía : flickr.com

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Historia de Egipto




Comentarios (2)

  1. vivi dice:

    muy buena informacion

  2. Agus dice:

    Muy bueno, pero la bibliografía?

Deja tu comentario