El mito de la diosa Anuket

Isla de Sehel

Anuket (o Anukis, su nombre griego) es una diosa nubia, representada como una dama con corona de plumas o de juncos, con un cetro y el conocido anj de la cultura del Antiguo Egipto. Su nombre significa “la que abraza”, y era venerada en Sehel y en Elefantina.

Cerca de la primera catarata del río Nilo, a partir del Imperio Medio, se la veneraba junto a sus padres, Khnum y Satis, como a una tríada sagrada: la tríada de Elefantina. Antes, sin embargo, era considerada hija de Ra.

El animal que la representaba era la gacela, que simbolizaba la delicadeza y la ternura. En este aspecto, se la mostraba como “madre del rey”, amamantando al faraón en una figura maternal y protectora.

Anuket

Se la conocía también como “gobernante de Nubia”. Era considerada como la diosa de la lujuria, porque al ser asociada con el Nilo, representaba la fertilización de las tierras al inundarse cuando el río desbordaba.

Con el paso del tiempo y el encuentro de diversas culturas, se la identificó con la diosa Isis en Dendera y en File, e incluso se la llegó a vincular con Neftis posteriormente.

El centro de culto principal de Anukis, según conocemos hasta el día de hoy, fue el templo de la Isla de Sehel, si bien se la veneró en toda Nubia, en Elefantina, en File, en Komir, en Dendera y en Deir el Medina.

Cada año, la fiesta dedicada a ella se desarrollaba en el día 7 del mes de Thot. Se trataba del momento que coincidía con la crecida del río Nilo. En estas festividades, se acostumbraba que la gente dejara como ofrenda oro, joyas y objetos preciosos, que eran arrojados al agua en agradecimiento por la fertilidad de los campos.

Parte de la costumbre incluía a la gastronomía. En estos días, era posible comer ciertos tipos de pescado que el resto del año estaban prohibidos.

Foto 1 Vía: Egyptology News
Foto 2 Vía: SSC Hot Springs

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Mitologia egipcia




Deja tu comentario