La Mastaba de Ptahshepses en Abusir

Mastaba de Ptahshepses

Ptahshepses era sacerdote de alto rango y cumplía las funciones de peluquero para el Rey y se elevó al rango de visir durante la 5ª Dinastía del Antiguo Imperio y convertido en hijo de ley del Rey Niuserre, por lo que adquirió gran importancia, además de obtener otros títulos.

En Abusir, en las proximidades a la Pirámide de Niuserre y junto al Complejo de Sahure, se encuentra la Mastaba de Ptahshepses, sobrepasándola en tamaño la de Mereruke en Saqqara. Sus ruinas fueron descubiertas por Lepsius y excavada por Jacques de Morgan en 1893, revelando la entrada de esta mastaba y excavando una pequeña parte de ellas, para más tarde quedarse en el olvido durante 60 años.

Con la fundación del Instituto Checo de Egiptología, el interés vuelve a resurgir, iniciándose las excavaciones en 1960, dando lugar a uno de los complejos de la arquitectura funeraria más extenso del Antiguo Imperio.

Mastaba de Ptahshepses

Sofisticada en su estructura y en sus elementos decorativos, testigo de riqueza y poder, la Mastaba de Ptahshepses tiene un complejo diseño y unas dimensiones de 80 x 107 metros, destacando sobre todo sus elementos funerarios. La tumba fue construida en tres fases y modificada en dos ocasiones, para dar lugar a una arquitectura más exigente.

El resultado final fue un edificio que no tenía comparación con ningún otro, construida a partir de ladrillos de adobe y mampostería y que constaba de una gran cámara subterránea; está situada majestuosamente en el borde de la meseta y visible junto a las pirámides de Niuserre y Sahure y situada a la misma distancia de ambas.

La gran puerta de entrada a la tumba se encuentra flanqueada por ocho columnas, cada una de una pieza y en piedra caliza, y con flores de loto en sus capiteles, simbolizando la resurrección, ya que esta flor se cierra por la noche y no se abre hasta la mañana siguiente, por lo que esta mastaba era la puerta de entrada a la resurrección.

Las columnas sostenían pesados arquitrabes, sobre las que descansaban las losas de la azotea, el pórtico alcanzó una altura de ocho metros y da paso a un vestíbulo, que consta de seis columnas, planeado para ser la entrada principal, que después sería convertido en una habitación cerrada.

Foto 1 y 2 Vía: egyptsites

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Antiguas ciudades, Turismo por El Cairo




Comments are closed.