La Mezquita de Al-Nasir en el Cairo

Mezquita de Al-Nasir

Al-Nasir Muhammed fue un político constructor que reinó como sultán en Egipto durante tres periodos diferentes; fue él quien construyó su famosa Mezquita de la Ciudadela, durante su tercer y más largo reinado (1309-1340 d de C. );constituyó la Mezquita Real de la Ciudadela de El Cairo, donde los sultanes acudían los viernes a realizar sus oraciones excepto las fiestas religiosas, que se llevaba a cabo en el hipódromo, junto a la murallas de la Ciudadela.

Como la mayoría de edificios que se levantaron en la Ciudadela, fue construido en el emplazamiento de una construcción anterior, que podría haber sido construida por Saladino. Hubo varias mezquitas en la Ciudadela, pero la del sultán Al-Nasir fue la más encantadora de todas. Fue fundada en 1318, pero se han encontrado informes que sostienen que fue derribada y reconstruida en 1335.

La mampostería deja ver que que sólo fue reformado su techo. Esta  mezquita hipóstila se reconstruye como un rectángulo libre regular,  alrededor de un patio con una gran cúpula que cubre el área del nicho de oración. Hay tres entradas, incluyendo una el el lado noroeste con un hueco poco profundo y otro trilobulado en la pared noroeste con un portal de estalactita.

Minarete de la Mezquita

Minarete de la Mezquita

La tercera entrada está en la pared sur y está adornado con un arco apuntado; ninguna de la entrada tiene maksala o bancos, haciendo de esta Mezquita, la única excepción en El Cairo. A diferencia de otras mezquitas de la ciudad, las fachadas de Al-Nasir no son paneles de madera y no tienen decoración, excepto almenas. Su apariencia es bastante austera, excepto para los dos minaretes exóticos, en la esquina noroeste y al noroeste del portal, que están decorados con mosaicos de loza azul o verde.

La posición de los dos minaretes y los dos portales, situados asimétricamente, son dictados por la orientación y la ubicación de la Mezquita, que se enfrenta al recinto norte de la Ciudadela; por un lado los edificios militares y por el otro las residencias del sultán.

El alminar norte es el más alto de los dos, de manera que pudiera ser visto el palacio-residencia a cierta distancia, los dos minaretes están construidos enteramente de piedra. El minarete occidental es cónico, con un eje tallado en forma de zig-zag y su parte superior es única en El Cairo, no tiene aberturas y tiene en su parte superior (una cabeza de ajo), que descansa en una zona acanalada.

Ni que decir tiene que es una excusa más de las miles que hay para hacer de nuestra estancia en El Cairo una verdadera maravilla.

Foto 1 Vía: mitopencourseware

Foto 2 Vía: touregypt

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: El Cairo




Deja tu comentario