Conociendo a los principales dioses egipcios

osiris

Una característica inconfundible de Egipto son sus deidades, tanto masculinas como femeninas, estos dioses han superado la barrera del tiempo y aún miles de siglos después siguen presentes y son admirados por millones de personas.

En esta nota te presento algunos de los dioses masculinos más importantes para la cultura egipcia, los cuales fueron adorados a lo largo y ancho de todo el Nilo.

Atum: “el dios divino, el que se ha creado a sí mismo, hacedor de los dioses, creador del hombre, que ha iluminado el Tuat con sus ojos. Aquel que ya existía aun cuando la tierra,  el cielo y los hombres no, cuando los demás dioses no habían nacido y cuando la muerte misma no existía”.

Es el más antiguo de los dioses egipcios, esta deidad habitaba el Nun- el océano cósmico para los egipcios-, y fue el hacedor de los cielos, astros, tierra, hombres, animales y los demás dioses.

La gran Orden de los sacerdotes de Anu fue quien puso en juicio a este dios frente a la asamblea de los dioses y dieron lugar al dios Ra, en su lugar y con la posesión de todos sus poderes.

Thot: era el dios de las ciencias, símbolo de sabiduría y señor de los discursos, la magia y la astucia. Esta deidad era abogada y dios de las leyes, se lo vinculo a la diosa Maat que representaba la verdad y la justicia.

Sus representaciones lo muestran como un babuino y otras veces como ibis, contadas veces se lo vio con cuerpo humano y cabeza de babuino, siendo más común los jeroglíficos en los cuales se lo representaba con cuerpo de hombre y cabeza de ibis.

Ra: es uno de los nombres del sol, es el dios solar de Egipto, durante el día es el halcón Ra y por las noches cuando se pone por el oeste toma la forma de un anciano encorvado que por la mañana renace por el este con la forma de un escarabajo, Jepri.

Fue el primer ser que creó Atum, en la antigüedad los sacerdotes aseguraban que llevaban la sangre de Ra en sus venas y que eran hijos que este dios había engendrado en madres humanas.

Khepra: era un dios asociado a la creación del mundo, Khepra quiere decir “que se ha creado a sí mismo” y se lo representaba con un escarabajo. Los sacerdotes de Ra identificaban a este dios con su propia deidad.

Osiris: Hijo de Geb y de Nut, esposo de Isis su hermana y a su vez hermano de Set y Nefitis. Durante los últimos tiempos de los egipcios, este dios fue atribuido con los poderes que pertenecieron a Ra y a Ra-Atum.

Osiris era el dios del pasado, presente y la eternidad, también llegó a convertirse en el dios de los muertos y de los vivos, de la vegetación y dador de la vida eterna para las almas que le acompañan.

Horus: fue el hijo que concibió Osiris con Isis, los faraones eran su viva imagen en la tierra y el los grabados se lo percibe como un hombre como cabeza de halcón y como un halcón con cabeza doble que lleva la corona del rey del alto y bajo Egipto.

Horus era el dios del cielo y sus ojos eran la luna y el sol. Fue llamado también Horus el niño que vengó la muerte de su padre. En los textos hallados en las pirámides los difuntos son identificados con esta deidad y se remarca el hecho de que el dios siempre aparece con un dedo sobre la boca.

Set: fue hijo de Geb y de Nut, a su vez el esposo de Nefitis, su hermana. En un principio esta deidad representaba la oscuridad, la noche y el desierto. En un principio opuesto radicalmente a Horus, aunque ambas deidades eran formas de un mismo dios y se representaban sus cabezas sostenidas por un mismo cuerpo.

Foto vía: Blogspot

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Mitologia egipcia



Deja tu comentario