Tumba de Heteferes, en la Meseta de Giza

Silla del ajuar funerario de Heteferes

Heteferes fue unida en matrimonio con Snofru, esta unión supuso el comienzo de la IV Dinastía, como aparece reflejado en el Canon de Turín y en la lista de Saqqara.

En la primera mitad del siglo XX, una expedición norteamericana  supervisada por el egiptólogo  Reisner, realiza una excavación en la  en la Meseta de Giza -a 15 minutos de El Cairo-,  en la zona este de la Pirámide de Keops, el hallazgo se realizó por el  accidente de un  fotógrafo, al clavar su trípode, cuando se hallaba buscando un buen ángulo para fotografiar las tres pirámides de las reinas de Keops.

Fue entonces cuando apareció ocultada una escalera de doce peldaños, que precedía a la entrada de un pozo de más de treinta metros de profundidad y que se hallaba obstruido por un montón de piedras. Al final del pozo, se encontraba una pequeña cámara, que había permanecido intacta desde el día en que se selló en el Imperio Antiguo, a pesar de que otras habían sido  profanadas por los ladrones de otras épocas.

Tumba de Heteferes

Tumba de Heteferes

Contenía un gran sarcófago de alabastro, sellado y en posición vertical. Alrededor de éste y desparramados por el suelo de la cámara, se amontonaban multitud de piezas rotas de un ajuar funerario, en las cuales, La madera se hallaba  muy deteriorada, pero las partes de oro y pasta vidriada se conservaban bastante bien, lo cual permitió reconstruir las piezas, a su forma original.

Entre ellas aparecieron varios muebles que incluían un dosel,  que lleva grabado el nombre de Snofru, dos sillas recubiertas de oro,  una silla de mano y una cama con cabezal, así como  varias vasijas de oro, cobre y alabastro y  otros objetos personales, como  pulseras de plata con incrustaciones, que fueron realizadas de lapislázuli, turquesa y cornalina y guardadas en un joyero chapado en oro.  Los objetos identificaban a la propietaria de la tumba como Heteferes -esposa de Snofru y madre de Keops-. cabe decir que en  un nicho excavado en la pared, apareció un cofre, que cumplía las funciones de los vasos canopes.

Cuando se abrió el sarcófago se descubrió que estaba vacío, pero sí era cierto que había sido ocupado por la reina, dado que su cofre canópico habla sido utilizado; el cofre contenía cuatro compartimentos que portaban las vísceras embalsamadas de la reina, y es la prueba más antigua que existe de la extracción de vísceras en el proceso de momificación.

Foto 1 Vía: Amenardis

Foto 2 Vía: egiptologia

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: El Cairo




Deja tu comentario