Ruinas de Bacchias en El Fayum

Ruinas de Bacchias

Las antiguas ruinas del pueblo de Bacchias se encuentran en Kom Umm al-Atl, en El Fayum; se encuentra en el borde noreste de la cuenca, no lejos de la ciudad más grande de Karanis. Se halla situado a lo largo de una de las rutas más pintorescas de El Fayum, donde se situaba  un camino de caravanas de Memphis a Medinet Fayum, durante el período Ptolemaico.

La ciudad de Bacchias fue fundada en el siglo III antes de C. y abandonada totalmente en el siglo I después de C; la zona arqueológica completa cubre unos 340.000 metros cuadrados.

El pueblo estaba dominado por el templo local, con casas en tres lados y un espacio abierto en el este. La mejor parte de la ciudad se encuentra al norte y al oeste del templo, en el terreno más bajo y en la cara sur de la sierra alta.

El templo estaba dedicado a una forma de Sobek, aunque en realidad  algunos estudiosos han concluído que el templo fue dedicado en realidad a un par de hermanos del cocodrilo: Soknokonnis y Soknobraisis. Soknokonnis aparece a partir del  período ptolemaico en adelante, mientras que Soknobraisis sólo se encuentra durante el periodo romano.

Antigua Bacchias

En un principio se pensó,  que ésta estructura estaba realizada en adobe, pero las investigaciones revelaron que las paredes de adobe sólido, representaban almacenes adjuntos al templo. En realidad, el templo parece ser una progresión de edificios, que se comenzó durante el período ptolemaico, pero ampliado y construido en el transcurso del período romano. Gran parte del templo principal fue construido en piedra y en el fueron hallados  papiros y algunos retratos de El Fayum.

Las casas privadas de la comunidad constaban de varios pisos de altura, y las paredes de adobe de algunas de ellas siguen en pie hasta casi su altura original, aunque la mayoría se encuentran enterrados bajo la arena y los escombros. Las casas carecen  de los portales de piedra, que por el contrario son comunes en Karanis.

Fotos Vía: egyptsites

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: El Fayum




Deja tu comentario